¿La Luna de Titán podría tener vida extraterrestre? Esto dicen los expertos

Este satélite natural es el más grande de Saturno y el segundo más extenso del sistema solar. 

Titán es la luna más grande de Saturno y la segunda más extensa del sistema solar, por su gran tamaño y su composición, el satélite ha llamado la atención de más de un astrónomo para analizar si en su superficie existe o ha surgido en algún momento señales de vida.

De hecho, por años se ha creído que este tiene un océano debajo de su helado subsuelo, con 12 veces el volumen de los afluentes marinos de la Tierra, un indicador que para los científicos puede ser un signo de existencia extraterrestre.

De acuerdo con Catherine Neish, investigadora planetaria y profesora asociada de la de la Universidad de Ontario, Canadá, se tiene la hipótesis generalizada de que el satélite podría ser viable la vida por su presencia de agua.

“La vida tal como la conocemos aquí en la Tierra necesita agua como disolvente, por lo que los planetas y lunas con mucha agua son de interés cuando se busca vida extraterrestre”, señala la astrobiología en entrevista con ‘Space’.

Sin embargo, parece que en definitiva esta opción podría ser descartada, según una investigación que lidera la experta que cuestiona la suposición de que el océano de Titán, y de hecho los océanos de otras lunas heladas del planeta de Saturno, sean habitables.

Para ello, trabajaron sobre el precepto de que el “océano de Titán puede ser habitable siempre y cuando tenga una gran cantidad de moléculas orgánicas en su superficie, que faciliten la química prebiótica que puede producir y mantener la vida”.

No obstante, y analizando la composición del océano subterráneo, encontraron una gran falencia de aminoácidos, los componentes esenciales para la vida tal como la conocemos en la Tierra.

El equipo de Neish estima que solo unos 7.500 kilogramos (16.534 libras) del aminoácido más simple, la glicina, llegan al océano de Titán cada año, aunque parezca una cifra grande, en realidad no tiene un impacto relevante dentro de la superficie.

“Asumimos que la mayoría de los depósitos derretidos (65 %) se hundirán hasta el océano. Los trabajos de modelización recientes sugieren que es muy probable que esto sea una sobreestimación, pero incluso en este escenario tan optimista, no hay suficientes compuestos orgánicos moviéndose hacia el océano de Titán para sustentar la vida allí”, explicó la líder de la investigación para el medio mencionado.

Si bien todavía los científicos están lejos de poder sondear directamente los océanos de las lunas heladas de Saturno para decir con certeza si contienen vida o no, la investigación de Neish plantea algunas oportunidades prometedoras para la misión ‘Dragonfly’ de la NASA a Titán, en la que es coinvestigadora y que pretende llegar en 2034 a Titán para explorarla y tomar varias muestras de la misma.

Puedes leer:

Más sobre este tema

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *