La verdad está allá afuera

El gobierno de Estados Unidos le dio al periodista Jaime Maussan la oportunidad de gritarnos a los escépticos “¡se los dije!”, al reconocer la existencia de lo que comúnmente llamamos ovnis. El ufólogo consiguió llevar el tema al Congreso de la Nación, y pronto se celebrará una Audiencia sobre el tema.

El pasado viernes la Cámara de Diputados recibió un invitado muy especial: el periodista Jaime Maussan, estudioso del fenómeno OVNI.

La iniciativa surgió por parte del legislador de Morena, Sergio Gutiérrez Luna. El motivo de la conferencia que brindó el ufólogo: fijar fecha para la primera ‘Audiencia pública para la regulación de Fenómenos Aéreos Anómalos no Identificados en México’.

Dicho evento contará con la participación de científicos de Harvard y el expiloto de la Marina estadounidense, Ryan Graves, presunto testigo de avistamientos extraordinarios en el cielo.

No se trata de una convención de aficionados, como hay tantas alrededor del mundo, sino de un foro para abordar con seriedad un tema hasta ahora relegado a la ciencia ficción y fieles creyentes como Maussan.

El objetivo es exponer a los mexicanos los avances en las investigaciones realizadas al respecto en Estados Unidos, Brasil, Canadá y Japón, a los hallazgos que los estadounidenses ya calificaron como una “amenaza”.

Sí, nuestro país está rebasado por problemas terrenales que nos aquejan día a día, pero el Congreso de la Nación decidió expandir horizontes y preocuparse por el destino del Universo.

Creer o no creer

De acuerdo con una encuesta de la empresa Mitofsky, 49% de los mexicanos está convencido de que seres del exterior han visitado la Tierra, el 27% no lo cree y un 24% respondió “no sé”.

Respecto a si creen en la vida en otros planetas, el 58.1% de los encuestados respondió afirmativamente, 19.4% no cree y el 22.5% restante tiene sus dudas.

Sólo un hombre no ha vacilado jamás: Jaime Maussan.

Recuerdo al periodista en el desaparecido programa ‘Otro rollo’, conducido por Adal Ramones (nótese que la seriedad no era el objetivo del show). Corría el año de 1996 y Maussan se jactaba de contar con la prueba irrefutable de que sus investigaciones no eran charlatanería. Se presentó junto a Jonathan Reed, un hombre que aseguraba haberse encontrado con un alienígena mientras paseaba por el bosque. Decía haber golpeado al a criatura, a la que tuvo cautiva en su casa. Si esto no fuera ya difícil de digerir, Reed agregó que obtuvo de aquel ser un brazalete de materiales hasta entonces desconocidos, que le daba el poder de la invisibilidad.

Cientos de miles de personas vimos el artefacto a través de nuestros  televisores, pero nos quedamos esperando que Reed y Maussan mostraran cómo funcionaba. ¿Por qué desperdiciar semejante oportunidad? Es un misterio, como lo es el destino que tuvo el famoso brazalete.

Ya que hablamos oportunidades, el gobierno de Estados Unidos le dio a Jaime Maussan la de gritarnos a todos los escépticos “¡se los dije!”, al reconocer la existencia de lo que comúnmente llamamos ovnis.

Regularizar ovnis

A finales de 2021, el gobierno de los Estados Unidos firmó la llamada Ley de Autorización de Defensa 2022, y reconoció la presencia de objetos voladores no identificados. Los llamados ovnis adquirieron una nueva terminología, ahora son fenómenos aéreos anómalos no identificados.

Desde el año pasado, la NASA emprendió un estudio para entender y tratar de identifica el origen de estos objetos.

¿Jaime Maussan siempre dijo la verdad? fue la pregunta que surgió de inmediato entre los mexicanos. Naturalmente, de inmediato se hizo presente el apoyo y congratulaciones de quienes siempre han seguido su trabajo y mantienen la fe en el fenómeno ovni.

Pero de pronto captó la atención del gobierno, a través de un diputado que se ha encargado de pasear a Maussan como una atracción circense (este fin de semana se lo llevó a Veracruz a dar una conferencia).

No sorprende tanto que Sergio Gutiérrez haya sugerido sumarse a la regulación de la ‘invasión’ de naves extraterrestres en los cielos de México, sino que su propuesta haya tenido eco. A tal grado, que el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) busca la inclusión de la figura ovni en la Ley de Protección del Espacio Aéreo Mexicano. Así lo informó la comisionada de la dependencia, Julieta del Río.

En su columna para Proceso, la funcionaria detalló que se busca determinar “cómo se puede requerir las medidas que tomará el gobierno de México para armonizar sus leyes con las de Estados Unidos y Canadá”.

El vecino del norte pregona que tiene evidencias contundentes de que nos visitan naves de otros planetas. Tales evidencias continúan siendo en su mayoría fotografías que pese a los avances tecnológicos no son muy nítidas, videos que requieren toda la fe para creer que no están truqueados… en fin, el mismo tipo de pruebas que los estudiosos del fenómeno ovni han exhibido por décadas.

Es larga la lista de problemas que ya enfrenta este país, sobre los que es necesario dialogar y legislar, y este empeño en adherirse a una tendencia (porque a eso suena la iniciativa de Sergio Gutiérrez), suena banal e innecesario en dicho contexto.

LO SUPERFLUO: La carrera de Jaime Maussan tiene mérito. Al menos ha sido constante, firme y consecuente en los objetivos que persigue.

LO PROFUNDO: El legislador Sergio Gutiérrez parece más interesado en obtener atención mediática que en respaldar la causa de Maussan.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *