El insólito pueblo que prohibió el vuelo de ovnis en su territorio por decreto

Existe un pueblo francés que se adelantó a la llegada de los OVNIS y prohibió -insólitamente- por decreto su entrada al territorio. Se trata de Chateauneuf-du-Pape, ubicado en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul.

El decreto sigue vigente desde 1954. Algunos años atrás el intendente del lugar, Jean-Paul Boisson, explicó su vigencia en la actualidad: “Es una norma muy eficaz”.

El decreto francés para protegerse de los OVNIS: de qué se trata

Era finales de 1954 cuando se reportaron avistamientos de Ovnis en toda Francia. El miedo unía a los ciudadanos, sobre todo a la gente de Chateauneuf-du-Pape, que estaba preocupada por el daño que podrían provocar estos objetos voladores en sus vinos.

Aunque no hubo reportes sobre platillos voladores por la zona del pueblo, el alcalde decidió crear un decreto para vetar el aterrizaje de los platillos volantes en los viñedos.

Copia del decreto anti-OVNI de Chateauneuf-du-Pape. Copia del decreto anti-OVNI de Chateauneuf-du-Pape.

Los artículos del mandato hablan con seriedad sobre el tema y confirman la prohibición para el aterrizaje de estas naves. A continuación, los artículos.

Artículo 1.- El sobrevuelo, el aterrizaje y el despegue de las naves conocidas como platillos voladores o cigarros volantes, cualquiera sea su nacionalidad, queda prohibido en el territorio de la comuna.

Artículo 2.- Cualquier nave, conocida como platillo volador o cigarro volante, que aterrice en el territorio de la comuna, será inmediatamente detenida y mantenida en custodia.

Artículo 3.- El guardia forestal y el policía de la ciudad a cargo tendrán la obligación de poner en ejecución este decreto.

El hijo del ex-alcalde de la ciudad, Elie Jeune, especuló con que dicho decreto fue una publicidad para el pueblo de Chateauneuf-du-Pape. “Se hablaba mucho sobre extraterrestres y ovnis, estaba de moda. Circulaban historias fabulosas. A mi padre se le ocurrió la idea para aprovechar la publicidad de Châteauneuf, y fue un golpe publicitario genial y gratuito”, indicó el descendiente de Lucien Jeune.

Así sucedió. Medios de comunicación de todo el mundo visitaban el pueblo para entrevistar al alcalde y sus electores. Châteauneuf se hizo conocido más allá del mundo de los vinos, y el decreto sigue vigente hasta el día de hoy.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *