Massacre llega al Blend Fest con su nuevo disco

Walas, cantante de la banda, se refirió a este trabajo próximo a salir en donde sobresalen los «himnos espirituales», el rock y la psicodelia.
Massacre llega al Blend Fest con su nuevo disco

A horas de lanzar su nuevo disco que lleva por título Nueve, Massacre llega este sábado al escenario de Blend Fest Vol. 2, en donde aprovechará para regalar un puñado de canciones nuevas en una etapa que tiene a la banda en un estado espiritual -sin perder la psicodelia- y recorriendo nuevamente el país. Previo a su arribo al evento que tiene sus bases en el club Pacífico (Alberdi y Córdoba), el cantante reveló algunos aspectos del noveno trabajo que nació en medio de la pandemia de COVID.

“Hicimos un Gran Rex y a partir de ahí salimos de gira por todas las ciudades, y ahora esperando la salida del nuevo disco, que tuvo su adelanto con un vinilo transparente que contiene dos sencillos: ‘Ella va’ y ‘La cita’”, contó Guillermo Cidade -nombre de pila del artista-, que el mes pasado celebró sus 57 años. Ambas canciones ya tienen videoclip y están disponibles en las plataformas.

“El disco contó con tres productores que son Gustavo Santaolalla –líder del colectivo Bajo Fondo-, Héctor Castillo, que produjo Fuerza natural de Gustavo Cerati y trabajó con Björk, Bowie y Fabulosos Cadillacs, además de Fico (Piskorz), que es nuestro guitarrista. Cada uno trabajó en tres producciones y tres canciones, y ya está listo para salir a la cancha”, detalló Wallas sobre el sucesor de Biblia Ovni (2015).

La placa está compuesta por nueve temas y fue registrada en uno de los mejores estudios del mundo, Sonic Ranch. “Fue mucho laburo porque lo venimos (al disco) preparando desde la pandemia y después se nos fue ocurriendo lo de los productores. Lo de Santaolalla se dio primero, y la verdad es que cada uno puso lo suyo en producción y quedaron buenísimos los temas. Es como un tríptico, como si fueran tres EP. Son canciones autónomas entre sí”, explicó el artista.

Cuelgue sonoro

En cuanto al sonido que posee el disco, el cantautor reveló: “Tiene mucha psicodelia, mucho rock y espiritualidad. Hay mucho cuelgue, hay himnos de mucha espiritualidad”.

Precisamente, Wallas aseguró que en esta última época está muy metido en la espiritualidad, en los fenómenos inexplicables. “También en los fenómenos paranormales, que es algo que nos une a Sataolalla. Siempre hablamos de ese tipo de cosas, estados de ánimo y de patologías sociales”, reveló el intérprete.

Sobre si ha experimentado alguna situación o experiencia paranormal, Cidade dijo que no. “Alguna cosa en la vida he sentido, pero una situación muy puntual”, señaló. Y luego continuó: “Siempre inventamos nuevas divinidades. En nuestra discografía siempre está ‘La reina de Marte’ o ‘La niña Dios’”.

Massacre – Ella va (video oficial)

“Tiene mucha psicodelia, mucho rock y espiritualidad (el nuevo disco). Hay mucho cuelgue, hay himnos de mucha espiritualidad». “Tiene mucha psicodelia, mucho rock y espiritualidad (el nuevo disco). Hay mucho cuelgue, hay himnos de mucha espiritualidad».

Disneylandia

Héctor Castillo lleva más de diez años trabajando en la escena musical de Nueva York como productor, mezclador e ingeniero. Y fue el encargado del mezclar Heathen y Reality, dos trabajos de estudio de la última etapa de Bowie. Sobre ese vínculo con el también productor de Lou Reed, Wallas explicó: “Los conocimos en Buenos Aires en un show de B-52. Fuimos a saludar a la banda y me crucé con Gustavo Cerati que iba a saludar a Sterling Campbell, que estuvo como baterista invitado en la grabación de Fuerza natural y, a Héctor (Castillo). En ese momento hablamos de que nos produjera y después, por suerte, se concretó luego de varios años”.

“Después nos fuimos diez días a grabar al estudio Sonic Ranch, que es un Disneylandia para los músicos. Es un lugar sagrado y hermoso. Luego estuvimos mezclando en Brooklyn porque él (por Castillo) vive en Nueva York. La parte de Santaolalla se grabó en el estudio Romaphonic y se mezcló en Los Ángeles en el estudio de Santaolalla. Y el último segmento del disco en el estudio Panda, que es un lugar histórico”, agregó el músico.

Santaolalla, que comenzó a componer y producir a los 17 años en el país, también tuvo una destacada participación como músico en la placa. “No solo cantó, sino que también tocó la guitarra. Grabó en el tema ‘Mariposa’”, precisó.

A la hora de revelar cómo se llegó a que el ganador de dos premios Oscar por las bandas sonoras originales de las películas Secreto en la montaña (2005) y Babel (2006) los produjera, Wallas describió: “Entablamos una amistad muy grande. Vino a casa a comer una paella, él trajo unos vinos y nos quedamos escuchando discos hasta la madrugada. Fantaseamos con que nos produjera y finalmente se concretó”.

Escena y matriarcado

Al dar un vistazo a la actualidad del rock, Walas sostuvo que está en su “cauce”. “A veces está arriba, a veces baja, a veces está supravalorado, es es underground y prohibido. Todo es según las décadas”, señaló. Sin embargo, el músico consideró que hay una “escena buenísima en el rock”. “Hay un nuevo semillero, en Buenos Aires hay un lugar que es el Bar Strummer en donde está saliendo una nueva escena del rock que está buenísima y de donde salen bandas como Winona Riders. Nosotros todo el tiempo invitamos bandas nuevas a tocar. Especialmente bandas de chicas, y siempre estamos en contacto”, aseguró el compositor. Y luego destacó: “Con la ola del feminismo, la mujer está tomando la manija en varios aspectos de la sociedad y hay muchas mujeres rockeras más allá del cupo que se impuso como una normativa.

La Tori es la histórica manager del grupo a quien el cantante denominó “la sexta Massacre”. “Massacre es un matriarcado total liderado por una mujer. Si le diéramos la manija a la mujer, seríamos más felices como civilización”, sostuvo. “La verdad es que todas nuestras musas son mujeres. Ya las primeras influencias eran mujeres: Blondie, Siouxsie y Patti Smith”, acotó.

«La banda tiene un perfil medio porque no somos un grupo necesariamente popular, ni tampoco una banda nueva o desconocida. Si fuésemos norteamericanos, seríamos como Pixies» «La banda tiene un perfil medio porque no somos un grupo necesariamente popular, ni tampoco una banda nueva o desconocida. Si fuésemos norteamericanos, seríamos como Pixies»

Culto y under

La banda pionera en nuestro país del llamado skate-rock tuvo su explosión a la masividad con El Mamut (2007), séptimo trabajo registrado. Y si bien esa producción los posicionó en grandes festivales y escenarios más grandes, Walas consideró que Massacre sigue siendo una “banda de culto”. “Seguimos siendo banda de culto porque tenemos un pie en el underground. Seguimos siendo discípulos de Sumo, seguimos siendo anarco-punk, seguimos siendo Massacre Palestina –nombre que adoptó en sus inicios en la década del 80- y por todo eso nos encanta seguir siendo banda de culto. Creo que la banda tiene el reconocimiento que se merece. La banda tiene un perfil medio porque no somos un grupo necesariamente popular, ni tampoco una banda nueva o desconocida. Si fuésemos norteamericanos, seríamos como Pixies o Jane’s Addiction”. Y resaltó: “Siempre digo que nosotros, cuando éramos chicos, éramos incomprendidos, y ahora hay muchos chicos con remeras de Joy Division”.

Entradas a la venta en alsurticket.com y en Flipper (Av. Argentina y Alberdi)

Al mirar un poco atrás y hacer un recorrido de su obra, Walas sentenció ser un “agradecido”. “Empecé de muy chico con Massacre Palestina y soy agradecido porque nunca pensé que íbamos a llegar a lugares como Obras, Luna Park, Gran Rex, ser tapa de Rolling Stone y esos lugares de consagración que nunca imaginábamos cuando éramos unos chicos”, reflexionó Wallas, que reveló que luego de girar por el país Massacre afrontará su gira europea. “Vamos a tocar en varias ciudades de España, Berlín y Londres, en donde por primera vez vamos a ir a tocar”, adelantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *