Un ciclo reúne las películas de Lucía Seles, ovni en el cine argentino contemporáneo

La

La «tetratología inconclusa odio desencadenada» de Lucía Seles se podrá ver en Arthaus este fin de semana

Sería inexacto, pero tentador, calificar como OVNI (Objeto Volador No Identificado) a Lucía Seles debido a la circunstancia de que su obra, y los rasgos definitorios que la caracterizan, sobrevuelan las pantallas y los escenarios locales desde hace más de una década, cuando comenzada a conocer en el Festival de Cine de Mar del Plata -donde presentó tres películas antes de 2010 en la sección Vitrina–, donde causara cierto revuelo.

Pero por otro lado se puede seguir señalando su existencia extraterrestre –en el buen sentido de lo sideral– ya que el “método Seles” (llamémoslo así provisoriamente) no encuentra todavía un casillero en el que clasificarse dentro de la escena contemporánea del cine argentino. Probablemente sea un casillero que se nutra de diversas formas de realización con su absoluto toque personal y que dan forma a las virtuosas cualidades que produjeron que su film Terminal Young recibiera el Gran Premio de la Competencia Argentina en el BAFICI 2023, en abril de este año. Terminal Young es una de las películas a cuya proyección se podrá asistir desde este viernes y hasta el domingo 4 en el centro cultural Arthaus, en el microcentro de Buenos Aires. Además, cada día también se podrán ver las otras tres películas que forman la “Tetralogía del Tenis” de Seles: smog en tu corazón, saturdays disorders y weak rangers (las tres tuvieron una buena recepción en el BAFICI 2022).

Filmografía de Lucía Seles

Terminal young es una película que construye un mundo propio, cerrado, en el que los personajes que lo habitan pertenecen a distintos lugares del conurbano (es decir, los márgenes) y que muestran cada cual una personalidad definida y a la vez en la frontera (border), cuyos caminos se cruzan en la simpleza de aquello que llamamos “vida” y los acontecimientos que la nutren. ¿Hay un centro narrativo? Si se quiere plantear una sinopsis corta del film, se podría decir que la película ganadora en el BAFICI trata sobre un grupo de personas que se reúne a celebrar un cumpleaños.

Te puede interesar: Lucía Seles: “Fuera de la ficción todo es una basura”

La versión extendida señalaría que Sergio (interpretado por Ignacio Sánchez Mestre), oriundo de San Juan, decide festejar su cumpleaños en una pista de patinaje sobre hielo y que, salvo Luján (Gabriela Ditisheim) –una joven superada por la angustia, a quien Sergio lleva a pasear por los puentes que unen a la provincia con la ciudad en auto y con quien parece querer establecer un vínculo más profundo–, conoce a pocas personas en la zona.

Entonces la organización del encuentro social recae en las manos de Manuel (Martín Aletto), el dueño del complejo de tenis (escenario de los tres anteriores films de Seles), que invita a El Contador (Pablo Ragoni), a La Tenista (Laura Nevole), a La Mujer de Villa Elisa, Magu, que había tenido un incidente violento con La Tenista en el pasado y Terminal Young, un cantante lírico que Manuel conoció casi por casualidad. Susana, la madre de Sergio (Susana Pampín), se encarga de reservar las mesas y la música.

«Terminal young» es una película que construye un mundo propio, cerrado, en torno a unos personajes que se reúnen a celebrar un cumpleaños en el conurbano

Pero antes (o después, lo mismo da) de la extraña celebración social entre desconocidos, la tenista realiza una exhibición de posters de tenistas mujeres en un departamento vacío (escena que muestra su capacidad de emoción) o se produce el encuentro en la inmobiliaria para firmar el contrato.

A la vez, el viaje en auto realizado de Luján y Sergio marca un clima íntimo, entre podcasts de música y una cámara que enfoca –con una autonomía que no se enseña en los manuales de cine– los establecimientos al costado del camino: depósitos, supermercados vacíos, playas de estacionamiento industriales y camiones, muchos camiones.

La mayor parte de las escenas están acompañadas por unos subtítulos que brindan voz a un personaje tácito, un demiurgo (¿la directora?) o un coro, como en el teatro griego, que distancian o acercan aspectos de la historia según una mirada subjetivísima. Que, a la vez, maneja un código gramatical muy propio, un spanglish impreciso y a la vez florido por su extrañeza.

infobae

El mundo cerrado de esos personajes que actúan de un modo limítrofe, los nombres arrianos de varios de ellos, el escenario que podría ser un no-lugar (la pista de patinaje sobre hielo) pero que evoca a distintos partidos del Gran Buenos Aires como si fuera un Aleph del conurbano, brindan un marco estilístico inusual en el cine argentino actual.

La directora Lucía Seles originalmente se llamaba Diego Fernández, luego mutó a Rocío Fernandes hasta encontrar en Seles la identidad de directora de cine y teatro y, sobre todo grafomanía (cuando Seles actúa como guitarrista clásica su nombre es Selena Prat). La autopercepción en el género femenino no precisa travestirse, ya que en este caso se trata de una sensibilidad artística de mujer. El año pasado Lucía Seles mostró sus trabajos anteriores y dio conferencias en el teatro municipal Presidente Sarmiento, en la geografía del antiguo zoológico de Buenos Aires.

Este fin de semana es una buena oportunidad para acercarse a una obra inusual no ya en una pista de patinaje sobre hielo, sino en Arthaus (Bartolomé Mitre 434), un enclave cultural rodeado de casas matrices de bancos y otras entidades financieras. Un buen lugar para descubrir o revisitar a un OVNI en son de paz, parte del cine argentino más actual.

Viernes 2 de junio

19 hs. Smog en tu corazón (2022, 112′)

22 hs. Terminal young (2023, 128′)

Sábado 3 de junio

19 hs. Saturdays Disorders (2022, 97′)

22 hs. Terminal young (2023, 128′)

Domingo 4 de junio

18 hs. Weak Rangers (2022, 128′)

21 hs. Terminal young (2023, 128′)

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *