La tierra recibe mensaje extraterrestre simulado desde Marte

Bajo el objetivo de brindarnos una ventaja en caso de un posible contacto extraterrestre, un grupo de científicos del Instituto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) ha creado una señal alienígena simulada para transmitirla desde una nave espacial en órbita alrededor de Marte hasta la Tierra para ver si somos capaces de descodificarla.

El mensaje codificado fue enviado el 24 de mayo a través de la sonda europea Trace Gas Orbiter Mars. Tan solo dieciséis minutos después, tres grandes radiotelescopios terrestres recibieron la señal, marcando el comienzo de un esfuerzo global para descifrar su enigmático contenido.

La mente detrás de este fascinante proyecto es Daniela de Paulis, una artista interdisciplinaria y radiooperadora licenciada, quien actualmente se desempeña como artista residente en el Instituto SETI y el Observatorio de Green Bank. Su proyecto, titulado «A Sign in Space» (Una señal en el espacio), ha reunido a un equipo de expertos internacionales, incluyendo investigadores del SETI, científicos espaciales y artistas, para llevar a cabo esta audaz iniciativa.

«A lo largo de la historia, la humanidad ha buscado el significado de fenómenos poderosos y transformadores», afirma de Paulis en un comunicado.

«Recibir un mensaje de una civilización extraterrestre sería una experiencia profundamente transformadora para toda la humanidad. A Sign in Space ofrece la oportunidad sin precedentes de ensayar de forma tangible y prepararse para este escenario a través de la colaboración global, fomentando una búsqueda abierta de significado a través de todas las culturas y disciplinas», agregó.

Señal extraterrestre será puesta a disposición del público

La señal captada por el Trace Gas Orbiter ha sido recibida por tres destacados observatorios. Uno de ellos es el Observatorio de Green Bank en Virginia Occidental, Estados Unidos. Los otros dos son el Allen Telescope Array del Instituto SETI en el norte de California, y la Estación Radioastronómica de Medicina en el norte de Italia, gestionada por el Instituto Nacional de Astrofísica italiano.

Los investigadores de cada una de estas instalaciones procesarán la señal y la pondrán a disposición de la comunidad científica y el público en general. El equipo del proyecto tiene como objetivo involucrar a personas de diversos campos para que estudien la señal y se aventuren en su desciframiento.

Aunque Daniela de Paulis y su equipo fueron los responsables de componer el mensaje codificado, su contenido sigue siendo desconocido incluso para la mayoría de los científicos e instituciones que colaboraron en el proyecto.

«Este experimento es una oportunidad para que el mundo aprenda cómo la comunidad SETI, en toda su diversidad, trabajará unida para recibir, procesar, analizar y comprender el significado de una posible señal extraterrestre», declaró en el mismo comunicado Wael Farah, científico del proyecto ATA.

«Más que astronomía, comunicarse con E.T. requerirá una amplitud de conocimientos», dijo Farah. «Con Una señal en el espacio, esperamos dar los pasos iniciales para reunir a una comunidad que haga frente a este reto».

Una señal universal

Universe Today se puso en contacto con Daniela de Paulis, quien compartió detalles sobre la naturaleza del mensaje y la inspiración que lo impulsó. Según explicó de Paulis a Universe Today, el mensaje se basó en «Cosmicomics» («Le Cosmicomiche»), una serie de doce novelas cortas escritas por el autor italiano Italo Calvino y publicadas en 1965. Cada una de estas historias toma un hecho científico y crea una narrativa en torno a él, compartiéndolas como recuerdos de eventos en la historia del universo, en su mayoría a través de un narrador llamado «Qfwfq».

Al igual que el Mensaje de Arecibo –un mensaje de radio enviado al espacio desde el radiotelescopio de Arecibo en 1974 para conmemorar la remodelación del radiotelescopio–, el objetivo de este mensaje era crear una señal que trascendiera los sesgos culturales y antropológicos, y que pudiera ser comprendida de forma universal. De Paulis explicó que el mensaje fue el resultado de dos años de lluvia de ideas junto a sus colegas del Instituto SETI.

Desde el 26 de mayo hasta el 14 de junio de 2023, el Instituto SETI ha organizado una serie de talleres en línea a través de Zoom. Cada taller, con una duración de una hora, abordará diversas cuestiones relacionadas con SETI desde una perspectiva multicultural y multidisciplinaria. Se explorarán las implicaciones sociales de la detección, descodificación e interpretación de una señal proveniente de una civilización extraterrestre avanzada.

Editado por Felipe Espinosa Wang.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *