OVNIS: ¿El arma política definitiva?

En los últimos años, el mundo ha sido testigo de un aumento de avistamientos e informes de ovnis, lo que ha despertado curiosidad, miedo y especulación entre el público y los medios de comunicación.

¿Qué pasaría si estos misteriosos Objetos Voladores No Identificados (OVNI) no fueran simplemente visitantes de otro planeta, sino parte de una agenda política secreta?

Algunos expertos creen que los ovnis son en realidad tecnología avanzada desarrollada por ciertos países o grupos, que los utilizan para espiar, intimidar o manipular a sus rivales o enemigos. Por ejemplo, algunos analistas sugieren que los recientes avistamientos de ovnis sobre las bases militares e instalaciones nucleares de Estados Unidos fueron orquestados por China o Rusia, que querían probar las capacidades de defensa de Estados Unidos y enviar un mensaje de su superioridad. Otros afirman que los ovnis vistos en Medio Oriente o África fueron desplegados por Estados Unidos o sus aliados, que querían influir en el resultado de conflictos o elecciones en esas regiones.

Pero: ¿Por qué estos actores utilizarían ovnis en lugar de armas o métodos convencionales?

1-La respuesta es simple: los ovnis ofrecen la ventaja única de una negación plausible.

 Dado que los ovnis no están oficialmente identificados ni explicados, pueden usarse para crear confusión, incertidumbre y dudas entre la población objetivo, sin dejar ningún rastro o evidencia de su origen o propósito. De esta manera, los perpetradores pueden evitar cualquier responsabilidad por sus acciones, al tiempo que logran sus objetivos políticos.

NOTA: La negación plausible es la capacidad de negar el conocimiento o la responsabilidad de una acción condenable cometida por otros en una organización, debido a la falta de pruebas que confirmen la participación. Es una estrategia usada en política, espionaje y otras situaciones para evitar las consecuencias de las actividades ilegales o impopulares. El término fue acuñado por la CIA en los años 60 para describir la retención de información a los altos funcionarios para protegerlos de las repercusiones.

2-Además, los ovnis también pueden utilizarse para desviar la atención de otras cuestiones o problemas, o para crear una falsa sensación de urgencia o crisis. Por ejemplo, algunos teóricos de la conspiración sostienen que la reciente publicación del informe del Pentágono sobre los ovnis fue una distracción de la pandemia de COVID-19, la recesión económica o el malestar social en Estados Unidos. Otros especulan que el fenómeno OVNI es parte de un plan más amplio para preparar al público para una falsa invasión extraterrestre, que sería utilizada como pretexto para imponer una dictadura global o un nuevo orden mundial.

Por supuesto, estas son sólo teorías e hipótesis, y no hay pruebas o evidencias concluyentes que las respalden. Sin embargo, SI plantean algunas preguntas y desafíos importantes para el futuro de la política y la seguridad, veamos:

a)-¿Cómo podemos verificar la autenticidad y el origen de los ovnis?

b)-¿Cómo podemos prevenir o contrarrestar su uso indebido o abuso por parte de actores malintencionados?

c)-¿Cómo podemos proteger nuestra soberanía e intereses de posibles amenazas o interferencias desde “arriba”?

d)-¿ Cómo podemos afrontar el impacto psicológico y social de los ovnis en nuestras creencias, valores e identidades?

Éstas son las preguntas que debemos formular y responder antes de que sea demasiado tarde. Porque los ovnis no son sólo un fenómeno científico o cultural, sino también político; pueden ser el arma política definitiva en el siglo XXI.

En nuestro país, el fenómeno OVNI también toco las puertas de “Palacio” de una manera jocosa y MUY oportuna para agregar un elemento de hilaridad a la comparecencia presidencial.

Finalmente, no tengo creencias como las que tienen algunos sectores sociales fanáticos del fenómeno OVNI. Sólo me baso en hechos y pruebas. Según una encuesta reciente, el 45 por ciento de los académicos de alto nivel,  cree que los extraterrestres han visitado la Tierra. Además,  algunos expertos sugieren que los ovnis son en realidad una tecnología avanzada desarrollada por ciertos países o grupos, que los utilizan para espiar, intimidar o manipular a sus rivales o enemigos. Otros argumentan que los ovnis son parte de un plan más amplio para preparar al público para una falsa invasión extraterrestre, que sería utilizada como pretexto para imponer una dictadura global o un nuevo orden mundial. Éstas son sólo teorías e hipótesis y no necesariamente reflejan la verdad. Además, lo importante para mi es afrontar los males conocidos y estudiados del presente, de una manera efectiva y contundente y no, como santurrones impíos, esperar que “los de arriba” nos lo resuelvan. Amén.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *