La importancia del eclipse de 1991 en los fenómenos ovnis en México | El Gráfico Historias y noticias en un solo lugar

Este año se cumplen 32 años de la oleada ovni más importante de la historia de este fenómeno en la República Mexicana. 

Aquella oleada fue de suma importancia porque fue la primera en todo el mundo en ser registrada por las cámaras de video.

Inició después del eclipse total de sol del 11 de julio de 1991, que tuvo una duración de 6 minutos con 53 segundos, unos instantes que lograron cambiar la forma de pensar de millones de mexicanos que, por primera vez, alzaron su vista hacia el cielo y se maravillaron con este fenómeno astronómico. 

Lee también: Estos son los extraños fenómenos en el espacio aéreo mexicano, descritos por pilotos

Horas más tarde del eclipse, el noticiario 24 horas del periodista Jacobo Zabludovsky dio a conocer un video de Guillermo Arreguín en el que se veía un objeto circular que en la parte superior era plateado y en la inferior presentaba un color oscuro, es decir, producía una sombra. El disco volador, aparentemente giraba y se mantuvo así por varios minutos, sobrevolando la Ciudad de México. 

Días después, se dieron a conocer otras filmaciones captadas tanto en Puebla, como Querétaro, donde nuevamente aparecía este objeto plateado. Aquel ovni, aquel eclipse, implantó en la cultura mexicana la costumbre de mirar al cielo. 

En los jóvenes quedó el interés por conocer y ser partícipes de un tema del que no se conocían todas sus implicaciones, pero que llamaba mucho la atención, porque suponía el hecho de pensar que quizá estábamos siendo visitados por extraterrestres que llegaban en sus naves desde otros mundos distintos al nuestro. 
Así es como comenzó, hace 32 años, la costumbre de organizarse, acampar y hacer guardias y vigilancias nocturnas con el objetivo de filmar y fotografiar esos objetos desconocidos que invaden el cielo. 

Un dato que nunca debemos de olvidar es que, a la fecha, los que actualmente investigan y divulgan este fenómeno surgieron de esa gran oleada ovni, ahí encontraron su inspiración para darle seguimiento a un tema que les cambió la vida para siempre. 

Uno de estos sitios fue la Casita Blanca, en el municipio de Atlixco, en el estado de Puebla, donde llegaban cada fin de semana cientos de personas para ver a los “marcianos”, como les decían entonces. 

En el año 2011, en este mismo lugar, se construyó un platillo volador, un monumento metálico que deja constancia de que, en este sitio, miles de personas se reunieron con la intención de mirar por algunos segundos a esos objetos misteriosos que presentaban diversas formas y colores.

En esa década de los noventa, denominada del “resurgimiento del fenómeno ovni”, hubo un gran interés de los mexicanos por este tema. Muchos dijeron que sería solo una moda, pero se incrementó de tal manera que se creó el grupo “Los vigilantes del cielo”, tras la invitación en el programa de Nino Canún: “¿Y usted qué opina?”.

Fue Jaime Maussan quien hizo tal invitación a los jóvenes interesados que tuvieran una cámara de video y que tuvieran tiempo suficiente para observar el cielo, así como grabar cualquier objeto anómalo que sobrevolara su localidad, con el objetivo de que después se sometiaron las imágenes a estudio y análisis. 

Hoy día, muchos años después del surgimiento de “Los vigilantes del cielo”, se han logrado miles de videos que son sumamente importantes; gracias al trabajo y a la dedicación de los cazaovnis, México es considerado punta de lanza en la investigación, análisis y difusión del fenómeno ovni a nivel mundial. 

Carlos Clemente y otros compañeros vigilantes del cielo siguen aportando materiales impresionantes y son los responsables de que sepamos que hay ovnis invisibles al ojo humano, pero que pueden ser captados con la tecnología infrarroja y con las cámaras de visión nocturna.

Hoy, esto no es novedad, pero conviene recordar que fueron ellos, “Los vigilantes del cielo”, quienes pusieron de manifiesto esta inquietante realidad.

GLOSARIO
Cazaovnis: Personas que con cámara de video en mano vigilan el cielo y graban todas las anomalías que observen en el cielo.
Carlos Clemente: Reconocido investigador y reportero del programa ‘Tercer Milenio’. Durante años fue el encargado de coordinar a los cazaovnis en México.

+ ENIGMAS
www.insolitaexperiencia.com
www.youtube.com/yohanandiaz 

El 8 de abril de 2024 un gran eclipse total de sol podrá observarse en México. Es un eclipse solar total que sucederá en el norte del continente americano. El centro del eclipse, su oscuridad, primero aterrizará en el Océano Pacífico, luego atravesará el norte de México, viajará por el este de EU y Canadá y al final visitará el Océano Atlántico. 

El ancho de la sombra será de entre 80 y 280 kilómetros. Y justo en el centro del eclipse estará uno de los lugares más misteriosos de México: la Zona del Silencio. 

Este eclipse de abril próximo pasa justo por el corazón de este lugar, en el desierto en el que confluyen tres estados de la República Mexicana: Chihuahua, Coahuila y Durango. 

Desde la más remota antigüedad, los eclipses han sido considerados como anunciadores de desastres, precursores de grandes y violentos cambios en el planeta, y en esta caso no es para menos.

El hecho de que sea un eclipse solar total y que pase por esta zona de la República Mexicana, donde se producen tantos fenómenos misteriosos, sería indicativo para muchos de que este acontecimiento astronómico va a estar marcado por fenómenos misteriosos que podrían presenciar los que acudan ese día hasta la famosa Zona del Silencio. 

Los contactados hablan de avistamientos masivos de objetos voladores no identificados, e incluso de encuentros cercanos con entidades ajenas a nuestro mundo, tales como la misteriosa Hermandad Blanca de la que hemos recogido numerosos testimonios en la Zona del Silencio, de personas que aseguran que en el desierto hay seres rubios, altos, vestidos de blanco, que se aparecen ante aquellos que necesitan ayuda. 

Conviene recordar que la Zona del Silencio es un lugar peligroso, donde no existe población prácticamente, donde muchos se han perdido y no han vuelto a salir y donde es imposible acudir sin guías adecuados. 

Por eso Volíbolo, empresa especializada en turismo del misterio, ha organizado un campamento para que todos los que el día 8 de abril de 2024 deseen presenciar el eclipse desde la Zona del Silencio, lo hagan con todas las garantías y medidas de seguridad para disfrutar de este fenómeno.


Google News - Elgrafico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *