Estudios y experiencias sobre OVNIS y la existencia de vida extraterrestre – Sociedad – Elonce.com
En los últimos días, hubo un resurgir del fenómeno OVNI y la existencia de la vida extraterrestre, a partir del informe de la NASA sobre el tema y la polémica desatada a partir de la llamativa presentación en la Cámara de Diputados de México, donde mostraron dos cuerpos de supuestos seres “no humanos”.

En el caso del informe de la NASA, quedaron más dudas que certezas sobre la presencia de Ovnis y recientes avistamientos que han sido estudiados por la agencia espacial estadounidense.

Es que el equipo de expertos y científicos, no encontró pruebas concluyentes de que los sucesos inexplicables, procedieran de vida extraterrestre inteligente.

Al respecto, la NASA también caracteriza de fenómenos anómalos no identificados (FANI u OVNIS) a otros tipos de objetos voladores, lo que crea mayor confusión.


En tanto, la presentación de los seres “no humanos”, la situación llegó a ridiculizarse.

Especialistas desmintieron al ufólogo que presentó los cuerpos y afirmaron que “no se trata de seres que fueron recuperados en naves, sino que son seres que estaban sepultados en minas de diatomea”.

Muchos calificaron a las figuras como muñecos, algunos como momias alienígenas y también, otras caracterizaciones se vertieron según los pensamientos y creencias en la cuestión OVNI. Incluso, muchos ridiculizaron el evento en el que salieron a la luz los supuestos cuerpos extraterrestres.

Andrea Pérez Simondini, presidenta de la Comisión de Estudio del Fenómeno OVNI en la República Argentina, estuvo presente en la audiencia pública realizada en México y tiene su opinión sobre lo ocurrido. Andrea, es hija de Silvia Pérez Simondini, quien es fundadora del Museo Ovni de la ciudad de Victoria y estudia el fenómeno en Argentina desde hace más de 40 años. Además, Silvia en agosto de 1968, vivió un encuentro cercano con los ovnis que, desde entonces, la cautivaron.

El tema fue debatido en El Ventilador, de Elonce.

Silvia Pérez Simondini: “Vi ovnis seis veces, no tuve contacto, pero los vi, todo en Victoria”

Silvia Pérez Simondini, fundadora del Museo del Ovni de Victoria. Estudia el fenómeno en Argentina desde hace más de 40 años y vivió un encuentro cercano con los Ovnis.

“Todo comenzó el 8 de agosto de 1968 a las 17.50 pm en Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz. Para mí fue algo completamente diferente a lo que viví hasta ese momento. Mi esposo trabajaba en el petróleo. Estaba bañando a mi segundo hijo, quien ese día cumplía su primer año. Escuchaba gritar a la gente en la calle, un grito que era muy difícil porque con el viento y el ripio en esa época está muy difícil estar en la calle”, aseguró.

“No me salió el ir a ver a la calle por qué gritaba la gente, porque mi prioridad era mi hijo, al que estaba bañando. En ese momento entró mi esposo desesperado, como yo nunca lo había visto, gritándome que salga. Envolví a mi pobre hijo, lo puse en la cuna y cuando abro la puerta de mi casa veo a medio Caleta Olivia parado frente a mi casa a los gritos, llorando, rezando”, relató.

Contó que “pensé que había un animal arriba del techo de mi casa, porque todos señalaban el techo. Me decían que saliera. Yo tenía un sobre techo en la entrada de mi casa. Cuando salgo y doy ese paso, el corazón se me fue a los pies. Yo no podía creer lo que estaba viviendo y viendo. Era un objeto, que, según los entendidos, no medía menos que 40 o 50 metros de diámetro. Al instante se siente una explosión fuertísima. Empezaron a salir platillos, uno, dos, tres, cuatro, cinco. Se formaron como las aves, en V. La nave grande se corrió un poquito. Cruzaron la avenida Independencia de Caleta Olivia, rumbo a Comodoro Rivadavia”.

“Todo pasó muy rápido, todo habrá durado cinco minutos. Era como con forma de moneda. No se veía cúpula ni nada. Estaba justo arriba mío, bajito”, indicó.

Explicó que “empecé a comprar literatura de todo lo vinculado al tema. La revista Ciclope era muy difícil de conseguir, era muy antigua y yo la tenía reservada como si fueran pepitas de oro. Un día me acordé de que yo tenía una nota dentro de esa revista y cuando voy a buscarla, la encontré toda recortada. Lo había hecho mi hija, que se había hecho todo un álbum de imágenes después de tener esa experiencia propia con un ovni”.

Remarcó que “pasé momentos muy duros, he llorado lágrimas de sangre por todo esto, sobre todo cuando llegué a Victoria. Venía de Buenos Aires y venía a hablar de un tema complicado, pese a que creo que el 80% de los victorienses han tenido experiencias con este fenómeno. Era como que no aceptaban que una porteña viniera a ese lugar a hablar del tema. Me costó mucho pero nunca bajé los brazos, seguí delante de todas formas y hoy es totalmente diferente. En esta época estoy viviendo lo mejor de toda mi vida”.

Informó que para el fenómeno ovni, hay dos elementos fundamentales. “El agua y la elevación, que puede ser sierra, montaña, pico, cumbre, lo que sea. Si están esos dos elementos seguro hay ovnis. No solo ocurre en Victoria, nosotros tenemos fotos hasta de Paraná. Es una realidad, en todos lados están por el agua, que puede ser de río, de mar, arroyo, laguna, un tanque australiano inclusive”.

Comentó que estudiaron el fenómeno de las vacas mutiladas y expresó: “el hombre a eso evidentemente no lo puede hacer y lo digo desde la ciencia. Cuando Senasa comentó esto, no dijo qué es lo que se llevan de los animales. De los animales se llevan los sentidos: completo el órgano auditivo, completo el órgano visual, la lengua hasta los huesos hioides, órganos genitales y reproductores y la sangre. Nada más. Si a esto lo lleva un ser humano, se lleva el lomo, el peceto, el riñón, etc. Senasa en algún momento se aprovechó de un video para informar lo que le vino bien. Era parte de un caso no asociado y era en ambiente controlado. El video no era de acá, en Entre Ríos está lleno de ratones hocicudos y no hubo ninguno que se haya acercado a una vaca”.

Indicó que “creo que hay fenómenos intraterrestres, que están acá. No sé si habrán venido de otro lado en algún momento. Yo soy testigo investigadora. Esto significa que he visto y por lo que he visto investigué. Todo lo que yo vi, se va abajo o sale de abajo”.

“Antes de irme de este mundo me voy a ir con la palabra ovni en la boca. Quisiera contestar las tres preguntas que no tienen respuesta: de dónde vienen, cómo vienen y para qué vienen. Eso es lo que quisiera saber. Vi ovnis seis veces, no tuve contacto, pero los vi. Son pequeños, siempre los vi de noche y se ve mucha luz, demasiada. Se trasladan, no caminan. A todos los vi en Victoria”, indicó.

“Una vez grabamos un documental para Canal Infinito y vinieron dos productores. Querían ver las locaciones, les dije que lleven una cámara pequeña pero no quisieron porque estaban muy cansados. Solo querían ver las locaciones. Fuimos y apareció algo que salió de la tierra, ascendió, se paró arriba nuestro y uno de los productores se puso a llorar como un loco. Era de color mostaza. Dijo que jamás creyó ver esto y le dije que lloraba porque él creía que todo eso era mentira”.

“Ellos no eligen a quién los puede ver. Si lo ve uno lo ven todos. Las experiencias que he tenido dan cuenta de eso”, finalizó.


Andrea Pérez Simondini: “Las zonas habitables están fuera del sistema solar y para mí hay distintas especies por los millones de planetas que hay”

Andrea Pérez Simondini es coordinadora del Museo del Ovni de Victoria y presidenta de la comisión de estudio del fenómeno Ovni en Argentina.

“A mi papá lo trasladaron a Buenos Aires y un día yo, que estaba en cuarto grado, estaba viniendo de un centro comercial, estaba esperando un corte de semáforo y por el radillo del ojo veo algo que se movía en el cielo. Cuando levanto la vista era como un tren volador. Lo empecé a seguir, se tapaba porque había muchos edificios. Lo seguí hasta que se perdió. Me llamó la atención porque había como un vivoroteo, un movimiento muy extraño. Ahí me tiré de lleno a la biblioteca de mi mamá”, comentó.

Por otra parte, informó que “hace un mes y medio fuimos invitados, a partir de la Comisión de Estudios del Fenómeno Ovni en la Argentina, el diputado Gutierrez Luna, que es el vicepresidente de la Cámara de Diputados de México, a una audiencia pública, siguiendo los pasos de EE.UU. Se convocó a pilotos, el capitán Robert Salas, a la Asociación de Pilotos y Controladores Aéreos de México. Yo fui representando al presidente de Alas, que es Pablo Ducó, que es un piloto prestigioso de Argentina”.

“Abordamos dos ejes. Por un lado, la seguridad desde la problemática de las operaciones en tránsito aéreo en relación a la aparición de estos fenómenos, y la seguridad en concepto de soberanía. Fue una jornada histórica. Se va a hacer una segunda audiencia, convocada en noviembre, donde ya va a participar el Senado porque con Alas estamos acompañando y asesorando al Senado de México. Quizás tengamos la primera legislación a nivel mundial sobre las operaciones de tránsito aéreo. Sabemos que el espacio es seguro, pero lo que no sabemos hacer, en cualquier gobierno del mundo, es qué hacer cuando aparecen estos eventos. No hay un lugar donde denunciar, no hay una mirada profunda, objetiva de abordaje sobre esto”, indicó.

Y comentó: “México está dando el primer paso y nosotros llevamos la adhesión de una diputada nacional de Entre Ríos, que nos acompaña por lo que hacemos en Victoria, que es Marcela Antola. Ha entrado en contacto con los legisladores mexicanos y con un congresista japonés. En la segunda audiencia que se va a hacer en noviembre, van a participar pilotos de países de Europa. Expondrán sus situaciones vividas”.

Por otra parte, aclaró que “no hay vórtices de energía, sino que hay lugares donde se concentran mayor cantidad de denuncias, que no es igual que esas denuncias sean avistamientos de extrañezas aéreas. De todo lo que se denuncia el 90% tiene explicación y hay un 10% que reúne condiciones extraordinarias, que va más allá de lo que puede replicar la ciencia, como velocidad hipersónica, vuelo antigravedad, vuelo trasmedio, que es la capacidad de estos fenómenos de volar por nuestra atmósfera, salirse por lugares no vectorizados y meterse abajo del agua”.

“No abordamos casos de abducción porque más allá de lo que surja en la investigación, hay una cuestión médica que es muy compleja, ya que interviene la mente y hay que tener mucha responsabilidad sobre esto. Nos ha pasado de ver gente que no tiene ningún tipo de práctica en cómo abordar un caso de esta naturaleza, le destruye la vida a la gente, la cabeza. Trabajamos mucho con un psiquiatra de Rosario, que es un experto argentino en la materia. Tiene una cátedra en la universidad de Rosario donde hace años trabaja sobre estos casos. Hay casos emblemáticos y hay patrones comúnes entre estas personas generalmente, los cuales son siempre evaluados”, dijo.

Se refirió también a otro caso emblemático ocurrido en Argentina. “En julio de 1995, un avión de Aerolíneas estaba por aterrizar en Bariloche y fue acompañado por un ovni. Se cortó la luz de la ciudad, del aeropuerto. Tuvo que hacer una maniobra evasiva, el ovni se le antepone a la maniobra, le pasa por abajo, asciende, se pierde en la cordillera. Eso generó el caso más impactante de Argentina. Es el famoso caso Polanco”, dijo.

Respecto a estos temas y la participación de los estados, indicó que “en algunos lugares hay mayor apertura. Hoy los que hacen la exploración espacial hace más de 25 años son contratistas privados muy involucrados con la temática. Elon Musk dice una cosa en público, pero después dice que lanza los satélites y ve de todo afuera. Yuri Milner, un multimillonario ruso, el dueño de Alibaba, también tiene un proyecto que explora el espacio buscando señales extraterrestres. La agenda privada puso en conocimiento público todas estas manifestaciones extrañas y aceleró la agenda pública”.

“Yo creo que ahí afuera hay civilizaciones. Incluso se han descubierto zonas habitables. Hace pocos días la NASA anunció que la luna de Júpiter tiene condiciones de carbono muy similares a la tierra y podría albergar vida. Las zonas habitables están fuera del sistema solar y para mí hay distintas especies por los millones de planetas que hay”, dijo.

Y explicó: “hay una sola pregunta que es la que todavía no permite afianzar la posibilidad de que vida inteligente venga a visitarnos. Es cómo atraviesan distancias siderales. Para mí hay civilizaciones que han descubierto esa posibilidad de viaje y nos visitan, para mí es extraterrestre”.

Actualmente se encuentran investigando un posible avistaje de ovni en Bahía Blanca. “El 5 de septiembre a las 20.30 hs empezamos a recibir muchos videos y denuncias de que desde la Base Comandante Espora le disparaban a algo que volaba en el cielo. Esos disparos se trasladaron a una zona que se conoce como La Cantera y ahí terminó el episodio. Desde la Base nos dijeron que le dispararon a uno y hasta cuatro objetos. Había uno en particular que se posicionó sobre la zona de los polvorines de Espora. Tenía una forma triangular negra. Ese objeto emitió un rayo que habría herido con quemaduras a por lo menos dos soldados de guardia. El tema es que es extraoficial. Desacreditamos el comunicado oficial porque tenemos un montón de videos. Uno muestra dos luces naranjas que no tienen contexto. También logramos filmar un helicóptero que giraba en ronda, porque después para aclarar, el jefe de la Base dijo que hubo un helicóptero sobrevolando. Dijeron que no habían disparado también”.


Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *