Los seres «no humanos» de México… ¿y la iglesia de Santa Mónica de Zaragoza?

La historia de Aragón se ha cruzado en varias ocasiones con los objetos voladores no identificados, es decir, con los ovnis. Era febrero de 1988 cuando en el cielo de Osera de Ebro se vio una «bola de fuego». El caso se investigó, los medios de comunicación se hicieron eco… pero nada claro quedó. También se referenció otro en Malanquilla.

«Desde algún planeta lejano, por eso se encontraron en su interior estas momias extraterrestres debido a un aterrizaje forzoso que probablemente forzó su momificación», imita el humorista aragonés Rafa Maza señalando a la iglesia de Santa Mónica en Zaragoza. Esta parroquia de la calle de Asín y Palacios fue erigida en enero de 1972 y se abrió en marzo de 1973. Desde su apertura, fue una de las iglesias preferidas para ceremonias matrimoniales y también de las que más bromas han incitado en este mismo sentido.

Las palabras de Maza reproducen una investigación realizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que defendió hace unos días la teoría de la aparición de dos cuerpos de seres «no humanos». Estas piezas, que se dijo que tenían más de 1.000 años, fueron presentadas en la cámara de Diputados de México y el ufólogo Jaime Maussan y otros expertos pidieron a los legisladores que reconocieran la existencia de vida extraterrestre en el país.

Era parte de la primera audiencia pública sobre la posible legislación de fenómenos aéreos anómalos no identificados en México, también conocidos como ovnis. Maussan destacó que aquellos seres, presuntamente extraterrestres, no eran cuerpos recuperados de naves que cayeron sobre la Tierra, sino que estaban sepultados.

Tras esta presentación, las redes sociales estallaron en memes de todo tipo. Pero esta no es la primera vez que se compara el singular edificio del barrio de la Romareda con un platillo volante, anteriormente ya lo hicieron los actores de Oregón Televisión, programa de Aragón TV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *