Berto Romero busca el equilibrio entre comedia y terror en ‘Al otro lado’ con Iker Jiménez como “referente estético”

Afirma ser “muy descreído” aunque dice que “el mundo real a veces me agota y una forma de evadirte era el periodismo del misterio”

SAN SEBASTIÁN, 24 (EUROPA PRESS)

El actor y comunicador Berto Romero busca el equilibrio entre comedia y terror en la serie ‘Al otro lado’, que ha creado para Movistar Plus y que se proyecta este domingo en el Festival de San Sebastián. Junto a Berto Romero, Andreu Buenafuente, Eva Ugarte, María Botto y Nacho Vigalondo, ha huido de la imitación, pero buscado la inspiración en caras visibles del periodismo dedicado a “lo oculto” y el misterio como el doctor Jiménez del Oso o Iker Jiménez como “referentes estéticos inevitables”.

La serie ‘Al otro lado’, cuyo guión ha escrito Romero con Rafael Barceló y Enric Pardo, relata como Nacho Nieto, periodista especializado en lo paranormal, pasa por su peor momento profesional y personal. Tras un intento fallido de suicidio, vuelve a la vida acompañado por el fantasma de su mentor, el doctor Estrada, mítico comunicador del misterio, fallecido hace más de 20 años.

Berto Romero ha explicado que, durante el proceso de creación del proyecto, se ha intentado que las escenas combinaran terror y comedia e “intentando equilibrarlo”. “Siempre me había dado la sensación de que en las películas de terror acudes a la comedia casi por supervivencia, porque puede ser tan angustioso que te ríes porque tienes que sobrevivir el objetivo de la serie desde el principio era encontrar ese equilibrio”, ha añadido.

Asimismo, ha precisado que “no ha habido un proceso de documentación porque no queríamos desde el propio concepto de partida de la serie hacer un retrato de este mundillo”, aunque si “usarlo como paisaje, utilizar la música” porque como consumidores de programas de misterio son cuestiones que están presentes.

“Queríamos ubicarla ahí porque es una historia de periodistas que podía haber funcionado perfectamente en la redacción de un diario, pero eso nos hubiera escamoteado el fantasma”, ha señalado.

En cuanto a la construcción de los personajes, ha indicado que han usado “referentes estéticos inevitables” como el doctor Jiménez del Oso para el personaje de Andreu Buenafuente, o Iker Jiménez para el que interpreta Nacho Vigalondo.

En ese sentido, ha resaltado que “en ningún momento se ha hecho una imitación de nadie”, sino llevar a cabo las interpretaciones “en una clave muy naturalista y cada uno aportara lo que ya da”. “Andreu es un grande de la televisión, un peso específico en el sector, y Nacho también es una estrella, y yo como un pringado”, ha afirmado.

En esta misma línea se ha pronunciado Buenafuente, quien ha compartido la idea de que han “huido del territorio de la imitación” como comediantes, “que es lo que hemos hecho muchas veces y que la serie no pedía”. “Si inspiración y construcción y con este tiempo pude hacer un señor que, personalmente me da un poco de grima, un tipo antiguo que no se parece exactamente a nadie pero recuerda a aquellos periodistas de lo oculto”, ha señalado.

Por su parte, Nacho Vigalondo, quien ha apuntado que desde siempre ha tenido interés por el ocultismo, ha recordado que en las películas americanas “los fantasmas o ouijas persiguen siempre a personas privilegiadas, jóvenes”, mientras que esta serie establece “esa línea entre la posibilidad de ocultismo y realismo, pero para viejos, gente hecha polvo, gente mayor peleándose por un fantasma”.

Las actrices de la serie, por su lado, han resaltado el “maravilloso” guión con el que cuenta ‘Al otro lado’. María Botto ha confesado no ser consumidora de “lo oculto”, pero sí de cine fantástico y de terror, y ha señalado que lo único que ha hecho ha sido “dejarse llevar”, mientras que Eva Ugarte ha manifestado ser más ajena a estos géneros y ser “más escéptica” algo que le ha servido para el personaje. “PUERTA DE ENTRADA”

Berto Romero ha apuntado que su “primera puerta de entrada” al cine de terror y misterio “debió ser alguna película como ‘Poltergeist’ o ‘Al final de la escalera'” a las que le llevó a ver su padre cuando “igual era demasiado pequeño para ello y recuerdo la sensación de cagarme de miedo y pasar el mejor rato de mi vida”.

Al mismo tiempo, ha afirmado ser “muy descreído”, pero, según ha dicho, “el interés está, creo que viene de la ficción, pero el mundo real a veces me agota y una forma de evadirte era el periodismo del misterio, como las ‘Caras de Bélmez o la alerta ovni, y tengo cierto conocimiento a nivel usuario de este mundillo”.

Asimismo, ha asegurado que en la serie “hay algo de nostalgia y antinostalgia”, porque el protagonista “está en deconstrucción forzada y se debate entre dos mundos, uno representado por su mentor donde la verdad era oficial y estaba más claro, del patriarcado alegre. Pero hay una mirada nostálgica ahí, la nostalgia es un camino de ida a lugares muy oscuros”.

Romero, además, ha incidido en que ‘Al otro lado’ “nunca fue concebida como una película, es una serie y así debe ser vista”. Preguntado por la posibilidad de una segunda temporada, ha asegurado que está “agotado” y en este momento le entran “sudores” ante esa posibilidad, al tiempo que ha considerado que “cierra muy bien en si misma”.

Finalmente, ante una pregunta de los periodistas sobre con quién se tomaría un café en San Sebastián, ha respondido, en alusión a la huelga de actores de Hollywood, que “con todos los actores que no han venido por estar defendiendo sus derechos” y ha confesado que se ha estado paseando “como si fuera mucho más famoso de lo que soy” por la ciudad. “La gente me persigue, pero en realidad es porque hay una escasez de famosos de verdad”, ha afirmado entre risas.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *