Perú inicia investigación criminal sobre supuestos ‘cadáveres de extraterrestre’ que fueron exhibidos en Congreso de México

Perú ha iniciado una investigación criminal para descubrir como supuestos “cadáveres de extraterrestres no humanos” fueron sacados del país para ser exhibidos en el congreso mexicano la semana pasada, causando sensación entre los teóricos de la conspiración ovni.

La ministra de Cultura peruana, Leslie Urteaga, cuestionó cómo salieron del país los cuerpos con rasgos humanos, que según ella eran objetos prehispánicos, y dijo que se ha presentado una denuncia penal.

TE PUEDE INTERESAR: Las huelgas son una apuesta de alto riesgo para los trabajadores automotores y el movimiento obrero

El controvertido periodista mexicano y aficionado a los ovnis Jaime Maussan afirmó que el par de “cadáveres” humanoides fueron encontrados en 2017 en Cusco, Perú, cerca de las Líneas de Nazca precolombinas.

Los médicos mexicanos que examinaron los dos cuerpos, que presentan cabezas alargadas y tres dedos en cada mano, afirmaron que no encontraron “ninguna evidencia de ensamblaje o manipulación de los cráneos”, pero otros científicos han criticado el descubrimiento como un truco elaborado.

Maussan, de 70 años, que promocionó a los supuestos extraterrestres como “lo más importante que le ha sucedido a la humanidad”, ha negado haber actuado mal.

”No estoy preocupado. No he hecho absolutamente nada ilegal”, dijo Maussan en referencia a la investigación peruana.

Cómo llegaron los llamados cadáveres extraterrestres a México es una pregunta que dijo no poder responder.

Tomados prestados por Maussan para la audiencia del Congreso de la semana pasada, estaban en posesión de otro hombre, que estaba en la oficina de Maussan en la Ciudad de México el viernes y que se negó a ser identificado.

Cuando se le preguntó cómo llegaron a tener en su poder los homínidos, a quienes llamó Clara y Mauricio, el mexicano no identificado respondió crípticamente que lo revelaría todo “en el momento apropiado”.

El lunes se realizó un examen de las dos muestras en la Clínica Noor en México y se transmitió en vivo por el canal de YouTube de Maussan.

José Zalce Benítez, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud de la Secretaría de Marina de México, dijo que las pruebas demostraron que los supuestos extraterrestres pertenecían a un solo esqueleto y no estaban ensamblados con objetos humanos.

“Con base en las pruebas de ADN, que fueron comparadas con más de 1 millón de especies… no tienen relación con lo que se conoce o describe hasta este momento por la ciencia o el conocimiento humano”, afirmó.

Uno de ellos, descrito por Maussan como una hembra, fue descubierto con bultos dentro de su abdomen, que Benítez sugirió que podrían ser huevos.

El científico dijo anteriormente sobre los cuerpos de aspecto antiguo, que tienen boca, dos ojos, dos brazos y dos piernas cada uno, que “no tienen relación con los seres humanos”.

En las redes sociales y en la audiencia, Maussan afirmó que investigadores del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México utilizaron datación por carbono para determinar que los cuerpos tienen aproximadamente 1.000 años.

Según el aficionado a los ovnis, el análisis mostró que los humanoides no están relacionados con ninguna especie terrestre conocida y que un tercio de su ADN es “desconocido”.

”Estos especímenes no son parte de nuestra historia evolutiva de la Tierra”, dijo Maussan a los funcionarios del gobierno mexicano y representantes de Estados Unidos que asistieron al calentamiento.

Desde entonces, la universidad se ha distanciado de Maussan, afirmando que sus científicos no participaron en la investigación y nunca entraron en contacto con los “cadáveres” completos.

”En ningún caso sacamos conclusiones sobre el origen de estas muestras”, dijo en un comunicado el Laboratorio Nacional de Espectrometría de Masas con Aceleradores de la universidad.

Julieta Fierro, científica del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma que revisó los resultados de las pruebas de Maussan para Reuters, disipó parte del misterio que rodea a los datos.

Dijo que la presencia de carbono-14 supuestamente detectada en las muestras prueba que las muestras estaban relacionadas con tejidos cerebrales y de piel de diferentes momias que murieron en diferentes momentos.

En general, Fierro concluyó que los resultados “no muestran nada misterioso que pueda indicar compuestos de vida que no existen en la Tierra”.

Muchos otros científicos de todo el mundo han puesto en duda las afirmaciones sobrenaturales de Maussan.

“Lo que dijimos antes sigue vigente, están presentando el mismo refrito de siempre, y si hay gente que sigue creyendo eso, ¿qué podemos hacer?”, dijo Elsa Tomasto-Cagigao, una respetada bioantropóloga peruana. “Es tan burdo y tan simple que no hay nada más que añadir.”

Hallazgos anteriores de este tipo han sido desacreditados por la comunidad científica como momias mutiladas de niños prehispánicos, a veces manipuladas con huesos de animales.

El ex piloto de la Armada estadounidense Ryan Graves, que asistió a la audiencia para compartir su experiencia personal con supuestos avistamientos de ovnis, luego criticó la presentación de Maussan como un “truco”.

”La manifestación de ayer fue un gran paso atrás en este tema”, escribió Graves en X, anteriormente Twitter. “Estoy profundamente decepcionado por este truco sin fundamento”.

Maussan tiene un historial de hacer afirmaciones controvertidas sobre otros restos “extraterrestres” que han sido ampliamente desacreditados.

En 2017, participó en un documental de televisión sobre otros especímenes recuperados cerca de las Líneas de Nazca en Perú, que según los expertos parecían haber sido inventados a partir de momias modificadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *