La NASA nombra a un director para intentar determinar el origen de los «fenómenos anómalos no identificados»

Un estudio independiente determina que hoy por hoy es «imposible» extraer conclusiones científicas

La agencia espacial norteamericana, NASA, ha anunciado este jueves que nombrará a un director de investigación de los «fenómenos anómalos no identificados» o UAP por las siglas en inglés, la terminología que ha sustituido los anteriores objetos volantes no identificados (OVNI, UFO en inglés). La decisión se ha tomado por recomendación de un equipo de estudio independiente que reclama a la NASA un papel «más destacado» en la «comprensión» de los UAP, fenómenos que no se pueden identificar como globo, aviones o fenómenos naturales conocidos desde una perspectiva científica.

El equipo de estudio independiente de la NASA utilizó datos no clasificados de entidades gubernamentales civiles, datos comerciales y datos de otras fuentes para elaborar su informe. Según apunta la agencia espacial norteamericana, actualmente hay un número «limitado» de observaciones de alta calidad de UAP, hecho que hace «imposible» extraer conclusiones científicas «firmes» sobre su naturaleza.

Por eso el informe considera que la NASA tendría que poner todo su potencial al servicio de la explicación de estos fenómenos, a menudo captados por «sensores que no están diseñados o calibrados para este propósito» y «faltos de metadatos para la comprensión». Si a eso se añaden «archivos de datos incompletos», el resultado es que el origen de «numerosos UAP» sigue siendo incierto.

Aparte, el estudio también recomienda que la NASA explore la viabilidad de desarrollar o adquirir un sistema de colaboración abierta, basado por ejemplo en aplicaciones de telefonía móvil de código abierto, para recopilar imágenes u otros datos recogidos por los sensores de estos aparatos de los «numerosos ciudadanos observadores».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *