Impactante y desconocido caso OVNI en Sevilla

Tal vez por ser casos pasados o que no han salido a la luz pública pero que, en cualquier caso, llama la atención.

Mi informante me decía: “Yo he investigado con Javier García, de Olivares, un ufólogo muy conocido que ya ha fallecido, mi identidad no importa pero si el caso que le quiero contar. Le pasó a varias personas que informaron haber visto un extraño objeto volador no identificado en el cielo. Lo que siguió fue una serie de encuentros con seres desconocidos que dejaron a los testigos conmocionados y, en algunos casos, traumatizados. Javier y yo los investigamos durante meses y hoy se lo quiero contar, haga con esta información lo que crea conveniente”.

Nuestro confidente decía en su carta:

“El incidente comenzó cuando un hombre llamado Fernando García, que conducía por la carretera A-376 y vio un objeto volador no identificado en el cielo. Según su relato, el objeto era grande, de forma ovalada y con luces intermitentes. García detuvo su coche y observó el objeto durante unos minutos antes de continuar su camino.

Poco después, otros testigos comenzaron a relatar sus propias experiencias con el objeto. El conductor de taxi afirmó haber visto el objeto volando a baja altura en esa zona, cerca de Utrera, y una mujer informó haber visto una luz brillante en el cielo que se movía de manera errática. Otros testigos informaron haber visto el objeto aterrizar en un campo cercano.

Pero lo más sorprendente de todo fue lo que sucedió después de que el objeto aterrizara. Un testigo afirmó haber visto a seres desconocidos salir del objeto y caminar por ese campo. Los seres eran descritos como humanoides, con una altura de alrededor de 1,50 metros y una piel grisácea. Dijo que los seres tenían grandes ojos negros y vestían trajes plateados o brillantes.

El testigo, Miguel Ángel Gómez, estaba conduciendo y vio el objeto, se paró y fue cuando vio a dos seres que caminaban por el campo. Gómez afirmó que los seres se acercaron a su coche y lo rodearon, y que uno de ellos incluso intentó abrir la puerta del conductor. Gómez, que estaba aterrorizado, aceleró y se alejó del lugar.

Otro testigo, un hombre llamado Francisco Javier Torres, afirmó haber sido llevado a bordo del objeto por los seres. Según su relato, fue abducido por los seres y llevado a bordo del objeto, donde fue sometido a una serie de pruebas médicas y psicológicas. Torres afirmó que los seres parecían estar interesados en su sistema nervioso y en su capacidad para experimentar emociones. Le decían, cuando le pinchaban, que “como se sentía” y sobre el dolor. Imagínate” me relataba en su carta.

“Este incidente en Sevilla no es el único caso de abducción extraterrestre en España, el de Próspera Muñoz es el más impactado. Hay otros casos similares han sido comunicados en diferentes partes del país, lo que sugiere que algo inusual podría estar sucediendo.

Pero, ¿qué podría ser? ¿Son estos encuentros realmente con seres de otro planeta? ¿O hay una explicación más terrenal para lo que sucedió en Sevilla y en otros lugares?” se preguntaba dentro de la carta.

En opinión de mi comunicante: “una teoría es que los encuentros cercanos con extraterrestres son en realidad encuentros con seres interdimensionales. Según esta teoría, los ovnis son naves que vienen de otras dimensiones en lugar de otros planetas. Esto explicaría por qué los extraterrestres parecen ser capaces de aparecer y desaparecer repentinamente, y por qué parecen tener tecnología avanzada que no podemos comprender.

Otra teoría es que los encuentros cercanos con extraterrestres son en realidad encuentros con seres que provienen de nuestro propio futuro. Son naves del tiempo que viajan al pasado para estudiar nuestra sociedad y nuestra evolución. Esto explicaría por qué los extraterrestres parecen estar interesados en nuestras emociones y en nuestro sistema nervioso, ya que podrían estar estudiando cómo han evolucionado estos aspectos de la vida en el futuro” finalizaba.

De todo ello no hay pruebas, ha pasado tanto tiempo que se hace casi imposible encontrar el vestigio del encuentro OVNI que relata el investigador aunque si sirve para que sea un recordatorio de que todavía hay mucho que no sabemos sobre el universo y sobre lo que podría estar ahí fuera.

Aunque puede que nunca sepamos la verdad detrás de lo que sucedió esa noche, la historia sigue siendo un fascinante ejemplo de nuestro deseo colectivo de explorar lo desconocido y de comprender lo que no podemos explicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *