B-Retina Festival: la cita barcelonesa con el cine de serie B

El hijo de un hombre perseguido por un ovni (2020) es la imposible secuela de El hombre perseguido por un ovni (1976), rodada por el mismo director más de cuarenta años después. El título de Balas y katanas (2023) habla por sí solo: acción y artes marciales de bajo presupuesto. Delirio profundo (2021) también va de frente y advierte de sus cotas de surrealismo, llegando a mezclar a Paco Clavel con Antonio Mayans (habitual del cine de Jess Franco).

Son algunos de los títulos elegidos para la octava edición de B-Retina, festival de cine especializado en serie B desde la localidad barcelonesa de Cornellà de Llobregat. Lo que le distingue de otras convocatorias de corte fantástico es la especial atención que le presta a la producción nacional underground de última hornada. Películas que nunca llegarán al circuito comercial y que no se podrían ver de otro modo en pantalla grande.

“En España se ruedan cada año muchísimas películas de bajo presupuesto, de las que casi nadie es consciente, ya que no cuentan con grandes nombres ni compañías detrás y son totalmente ajenas al circuito tradicional de distribución”, explica Sabina Pujol, responsable de programación.

‘Mi amigo Godzilla’.B-Retina

‘Goodbye Ringo’.B-Retina

Todo nació como un homenaje a los desaparecidos cines de barrio. Cristian Gallardo, coordinador del festival, recuerda que la idea se originó en torno a 2014 “entre dos chicos que pasaban mucho tiempo en la furgoneta, rotulando y vinilando de aquí para allá. Había muchísima facilidad para ir a un festival de cine de terror o cine fantástico, pero no había opciones para ir a un festival de cine de serie B. Juntaron a unos cuantos amigos y conocidos que, o bien eran amantes del cine o bien eran personas involucradas en la organización y participación de eventos en la ciudad y se formó una asamblea de alrededor de 25 personas. Actualmente sigue existiendo dicha asamblea, pero somos unos cuantos menos”.

B- RETINA FESTIVAL: OCHO AÑOS DE SERIE B

Durante estos ocho años el festival ha ido evolucionando. “Ha sido muy natural, manteniendo siempre su espíritu inicial. Cada edición ha experimentado un pequeño crecimiento. La primera se celebró durante un fin de semana, actualmente programamos de martes a domingo. El número de películas, invitados y actividades secundarias también ha crecido notoriamente. Nuestra tradición y objetivo consiste en añadir una cosa más, ya sea un día extra, una actividad nueva, un invitado más grande… Cada año, un poquito más”, apunta Cristian.

‘Delirio profundo’.Five Films

El aumento del público “también ha sido muy grande. Lógicamente, cuantas más veces hagas algo, más gente se acabará enterando (…). También escuchamos muy bien a nuestro público, qué tipo de gente y a qué tipo de proyecciones vienen, para poder organizar mejor y llenar la sala todos los días”. Gallardo añade además que “todo esto está funcionando, ya que en las últimas ediciones hemos hecho sold out”.

El coordinador señala que el festival está orientado “a todo tipo de público. Hacemos lo posible por hacer de B-Retina un espacio en el que prácticamente cualquier persona se lo pueda pasar en grande. Como es lógico, los más disfrutones serán los amantes del cine, los amantes de la serie B y sobre todo los amantes de las gamberradas. Tenemos público que no se pierde una sola proyección y tenemos público que se pasa el fin de semana en la plaza, con el mercado, el bar, los espectáculos y los amigos. En B-Retina hay cabida para todos”.

LA EDICIÓN 2023, DE “HINDÚES Y VAQUEROS”

La edición de este año se celebrará del 12 al 17 de septiembre en el Auditori Sant Ildefons (Plaça Carles Navales S/N) de Cornellà de Llobregat. Esta octava convocatoria está dedicada a los “hindúes y vaqueros”. Cristian lo justifica así: “’Indios y vaqueros’ es la frase por excelencia que uno utiliza para referirse a una película western. Nuestra intención era que pareciera que la temática de éste año se centrara en el western, para acabar descubriendo que con “indios” hablamos de la población de la India, país que ha demostrado ser una fuente inagotable de cine de serie B y muchos otros géneros. Además, a nosotros nos sirve de excusa para programar cosas como Krack y Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera en la misma edición”.

‘Operación Drag Dragón’.B-Retina

Cartel del Festival-B Retina 8.B-Retina

Y es que, aunque el festival le dedique especial protagonismo a la producción patria, no se cierra a nada a la hora de seleccionar los títulos de su programación: “Somos un escaparate de serie B, por lo que todo lo que sea del género y que no haya tenido la atención que merece, tiene su lugar en nuestro festival. Cuanta más gamberra sea la película o la producción, más nos llama la atención. Aunque hay algo más. Esto lo decimos muchas veces durante el festival, ya sea al presentar una película, en la gala de premios o en cualquier otro momento. Todo lo que proyectamos en B-Retina es especial por alguna razón u otra”.

Ver fotos: las películas que nos harán viajar este otoño

Y es que Cristian nos confiesa de qué va realmente B-Retina: “En ocasiones, vemos películas que están bien, quizás no nos cambian la vida ni nos llaman la atención de manera inmediata, pero luego descubrimos la historia que hay detrás de esa película. Descubrimos que el director o un actor de la película está emocionado de venir al festival a compartir esa historia con nuestro público. En ese momento, esa película se convierte en algo especial. Ya no estamos asistiendo a un festival para ver una película sin más”. Pasen y vean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *