¿Ovnis sí, ovnis no? Qué hay detrás de la reciente preocupación de la NASA
Primero en Upday Cintillo

“A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa”, dijo en una ocasión Carl Sagan. La ufología es un campo que atrae a millones de personas en todo el planeta, y que hoy está en boca de todos: la NASA está preparando el lanzamiento de su informe final sobre ovnis, que verá la luz este mes de agosto. 

En este 2023, la agencia espacial estadounidense creó un panel de 16 miembros para estudiar el fenómeno ovni, reuniendo a expertos de diferentes ámbitos como la física o la astrobiología. El propio organismo reconocía en una reciente conferencia que, de los 800 casos registrados en 27 años, entre un 2% y un 5% no tienen explicación. I want to believe, piensan algunos.

En 2021, un informe del Pentágono aseguraba que, de 144 avistamientos de ovnis producidos desde 2004, todos menos uno siguen sin explicación, recoge la BBC. Y desde la propia web de la NASA aseguran que uno de los objetivos clave de su existencia es buscar vida extraterrestre y averiguar si estamos solos en el universo.

“Desde el estudio del agua en Marte, el sondeo de ‘mundos oceánicos’ prometedores, como Titán y Europa, hasta la búsqueda de firmas biológicas en las atmósferas de nuestro vecindario cósmico y los planetas fuera de nuestro sistema solar, las misiones científicas de la NASA están trabajando juntas con el objetivo de encontrar señales inconfundibles de la vida más allá de la Tierra”, dicen.

Por ahora, nada de nada: no han bajado extrañas criaturas verdes con los ojos brillantes a saludarnos, ni se han registrado abducciones, ni los planetas vecinos muestran rastro alguno de vida inteligente. Dicho de otro modo: hasta la fecha, todavía no se ha podido detectar vida extraterrestre. 

Pero la NASA sigue buscando: analizando los meteoritos de Marte, programando misiones para encontrar exoplanetas habitables como el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS) y el Telescopio Espacial Hubble o buscando vida con el Telescopio James Webb que intenta detectar oxígeno y dióxido de carbono en otras atmósferas.

Mientras aguardamos a la definitiva publicación del informe sobre ovnis, toca repasar de dónde procede la expectación de los tiempos que corren ante estos magnéticos y aterradores fenómenos lumínicos en el cielo. ¿Nos vigilan, nos esperan, nos colonizarán? ¿O tal vez hibernan? ¿Estamos totalmente solos en el universo? Te toca juzgar cuál es la hipótesis más aterradora. 

¿De dónde procede el renovado interés actual por los ovnis?

De unos años para aquí, el foco mediático y político se ha posado sobre los ovnis. En 2020, el Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó unos vídeos fechados de entre 2004 y 2015 de encuentros de pilotos militares con objetos volantes no identificados. 

A raíz de ello, un grupo de congresistas decidieron derribar el tabú y buscar respuestas a los Fenómenos Aéreos sin Identificar (UAP). No tienen por qué ser extraterrestres, sino que el término engloba globos meteorológicos, satélites como los de Elon Musk, espionaje, artefactos supersónicos que enfrentan a las potencias geopolíticas o basura espacial. 

Algunos de los casos ovnis más conocidos son el incidente de Roswell en 1947 —cuando un disco volador, que posteriormente se clasificó como globo meteorológico, chocó contra un rancho en Nuevo Mexico—, los extraños Foo Fighters de la Segunda Guerra Mundial —objetos luminosos que perseguían a los pilotos de aviones de varios países— o la abducción de Travis Walton en 1975.

9 teorías que rebaten la paradoja de Fermi y explican por qué la humanidad aún no ha contactado con vida inteligente de otros planetas

Otros famosos avistamientos ovnis fueron las luces extrañas que los militares estadounidenses RAF Woodbridge en Reino Unido vieron en un bosque cercano en 1980, las luces en V que miles de personas contemplaron en Phoenix (Arizona) en 1997 o el platillo volador que bajó a un campo de hierba y ascendió a un barrio de las afueras, tal y como vieron más de 200 estudiantes y docentes de dos escuelas de Melbourne en el 66.

Curiosamente, dos presidentes estadounidenses reconocen haber visto a un ovni: Jimmy Carter divisó un objeto volador no identificado en el cielo en Leary, Georgia, antes de llegar a la Casa Blanca. Ronald Reagan, por su parte, también tuvo varias experiencias inexplicables. Se rumorea que le preguntó a Gorbachev en el 86 si se uniría a EE.UU para enfrentar una amenaza extraterrestre común.

También destaca el caso de Oumuamua, un tipo exótico de cometa o asteroide tan peculiar que se ha especulado con que pueda tratarse de una nave espacial alienígena. Un estudio realizado en 2021 afirmó que en realidad podría tratarse de un pedazo de exoplaneta desprendido hace 500 millones de años.

Las controvertidas declaraciones de David Grusch

David Grusch, oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) y exoficial de inteligencia, declaraba publlicamente este mes de julio que fuentes anónimas del Gobierno de Estados Unidos hablaron de un programa altamente secreto de recuperación de ovnis, así como de la posesión de naves espaciales y restos biológicos “no humanos”.

Grush afirmó haber visto documentos sobre la recuperación por parte del dictador Benito Mussolini recuperó de una nave espacial “no humana” en 1933, que el Vaticano y la alianza de espionaje de los Cinco Ojos quiso ayudar a Estados Unidos a apropiárselo en 1944 o 1945. 

Destacó también que Estados Unidos guarda “vehículos completos intactos y parcialmente intactos de origen no humano” de manera ilegal, y que relató que se le negó el acceso a programas gubernamentales secretos. También que había recibido represalias muy duras y que había personas dañadas o heridas en los intentos del Gobierno por esconder información. 

El Pentágono no tardó en responder a estas declaraciones sobre la supuesta existencia — y ocultación— de tecnología no humana por parte del gobierno estadounidense. Sean Kirkpatrick, director de la Oficina de Resolución de Anomalías del Departamento de Defensa de EEUU, considera un “insulto” las declaraciones de Grusch hacia todos los investigadores de ovnis.

En la carta emitida por el físico, recuerda que “AARO aún no ha encontrado ninguna prueba creíble que apoye las alegaciones de un programa de ingeniería inversa de tecnología no humana” y que David Gruschse negó a hablar con ellos. Las denuncias de “represalias, que incluyen agresiones físicas e insinuaciones de asesinato, son extraordinariamente graves”, destaca Kirkpatrick.

Ufología ibérica: también se han producido avistamientos ovnis en España: 

Vista del complejo de Robledo de Chavela (Madrid), y su antena de 70 metros, en torno a la cual han sido frecuentes muchos avistamientos.
Vista del complejo de Robledo de Chavela (Madrid), y su antena de 70 metros, en torno a la cual han sido frecuentes muchos avistamientos.

Hector Blanco de Frutos 

Los avistamientos ovnis no son solo cosa del otro lado del charco: también nuestro país ha habido fenómenos inexplicables de esta índole. De hecho, en 2016 el Ministerio de Defensa desclasificó más de 1.900 páginas de los expedientes IG-40, una instrucción general redactada por el Ejército en 1992 para elaborar expedientes sobre avistamientos civiles de ovnis.

Aunque se realiza desde 1992, no se ha publicado ningún avistamiento posterior a 1995. Los documentos desclasificados corresponden a 80 informes sobre avistamientos ovnis entre 1962 y 1995. El primero tuvo lugar en San Javier (Murcia) en 1962 y el último en Morón de la Frontera (Sevilla), en 1995. Puedes consultarlos en su biblioteca virtual. ¡Son 1.900 páginas!

Uno de los acontecimientos ovnis más famosos fue el que presenciaron dos soldados en la madrugada del 12 de noviembre de 1976, cuando aseguraron ver a un ser extraterrestre en la Base Aérea de Talavera la Real, provincia de Badajoz. 

Escucharon algo parecido a una interferencia de radio, que evolucionó a silbido agudo, divisaron una intensa luz el cielo y contemplaron a un ser de aspecto humanoide de 3 metros, compuesto de pequeños puntos de luz verde, largos brazos y carente de brazos y pies. Según el veterano del ejército Vicente Juan, estos soldados sufrieron alucinaciones, alimentadas por el miedo.

Otros casos famosos fueron el Caso Manises, por el cual un avión aterrizó de emergencia en el 79 tras perseguir a un extraño objeto luminoso, el cual se cree que podría haber sido en realidad el fuego de las torres de combustión de la refinería de Escombreras, junto a Cartagena. Otro caso ovni fue la esfera blanca fotografiada cerca de la aldea despoblada de Ochate por Prudencio Muguruza.

Además, en Robledo de Chabela, donde tienen instaladas antenas la NASA y el INTA, se han producido varios avistamientos: desde luces silenciosas alineadas y dirigidas hacia la estación espacial, o un extraño objeto triangular con estela roja. En una zona forestal cercana, varios testigos afirmaron ver a un ser humanoide saliendo de un huevo en los años ochenta. 

Si quieres seguir alimentando tu mente y sorprendiéndote ante los misterios del espacio, en las plataformas de streaming puedes encontrar documentales como Ovnis: Proyectos de alto secreto desclasificados disponible en Netflix— o Luminum —disponible en Filmin—. 

Mientras, solo queda seguir mirando al cielo y esperando.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *