Y el OVNI era… U2

Imágenes apocalípticas. Una voz en ‘off’ menciona “un gran terremoto de magnitud 7,5”. Una descomunal esfera sobrevuela grandes ciudades del mundo: París, Río de Janeiro, Tokio… Fans de U2 de todas las edades son aparentemente abducidos y aparecen en un desierto remoto, donde la enorme bola se posa con la cara de un recién nacido en su interior. ¿Es un OVNI? ¿Un globo chino? No, es el ‘Achtung Baby’ de U2, que tras meses de rumores confirma que volverá a los escenarios este próximo otoño inaugurando la MSG Sphere de Las Vegas, la construcción esférica más grande del mundo.

El anuncio, emitido durante la Superbowl, ha causado polémica por razones obvias. ¿Se han aprovechado de los derribos de artefactos no identificados o estaba preparado de antemano? No es la única controversia: el grupo irlandés ofrecerá su primera serie de conciertos sin uno de sus miembros, algo que dijeron que jamás harían. Un miembro que, además, fue el fundador: el batería Larry Mullen.

Mullen fue quien, en octubre de 1976, con 15 años, decidió poner un anuncio en el tablón de su colegio de Dublín para formar un grupo. Y U2 es la banda de rock que lleva mayor tiempo de actividad con su formación inicial intacta. Solo tocaron un concierto oficial sin uno de sus miembros una noche, el 26 de noviembre de 1993 en Sídney, Australia, cuando el bajista Adam Clayton, entonces adicto al alcohol, fue reemplazado por el técnico de sus bajos, Stuart Morgan. Ahora un batería neerlandés semidesconocido, Bram van den Berg, sustituirá a las baquetas a quien ha ejercido siempre de conciencia ética del grupo, y quien hace unos meses revelaba unos serios problemas físicos que le han llevado al quirófano. “Tengo muchas partes del cuerpo que se me caen: las rodillas, los codos, el cuello…

Durante la Covid-19, cuando no estábamos tocando, tuve la oportunidad de echarme un vistazo y vi que había unos cuantos daños, así que me gustaría tomarme un tiempo para curarme”, contó a ‘The Washington Post’, en una entrevista en la que también dejaba entrever discrepancias con el rumbo del grupo. “No rezo a la misma versión de Dios. Así que cada uno tiene sus límites”, dejó caer el baterista.

Según asegura U2 en un comunicado, la sustitución por Bram van den Berg cuenta con la bendición del propio Larry Mullen, el más joven de los cuatro, con 61 años, que se toma un tiempo para recuperarse de la operación. “Vamos a necesitar todo lo que tenemos para acercarnos al Sphere sin nuestro compañero de banda en el asiento de la batería, pero Larry se unió a nosotros para dar la bienvenida a Van den Berg, quien es una fuerza por derecho propio”, afirman Bono, The Edge y Adam Clayton.

U2 alega que les hicieron una oferta que no podían rechazar: inaugurar con una serie de conciertos en Las Vegas la mayor estructura esférica del mundo, un pabellón para 20.000 espectadores, con 112 metros de alto (dos veces la Torre de Hércules), 157 de ancho y una pantalla LED envolvente, también la mayor del mundo, con una superficie mayor que tres campos de fútbol, y cien veces más nítida que las mejores televisiones HD del mercado. El sistema de sonido será también el más puntero del mundo, con 164.000 altavoces, tecnología vibratoria que hará que se “sienta” el sonido y efectos de viento y hasta olfativos para una experiencia inmersiva “4D”. El MSG Sphere, propiedad de la empresa del Madison Square Garden de Nueva York, comenzó a construirse en 2018 junto al casino y hotel The Venetian y su coste se estima en unos 2.000 millones de euros.

“La belleza del Sphere no es solo la tecnología punta que lo hará único, con el sistema de audio más avanzado del mundo, sino también sus posibilidades para crear una experiencia inmersiva en paisajes reales e imaginarios –explica The Edge–. En resumen, es un lienzo de una escala y resolución incomparables y una oportunidad única. Estaríamos locos si no aceptáramos la invitación”, sentencia el principal cerebro musical y tecnológico de U2.

Noticias relacionadas

Denominada ‘U2:UV Achtung Baby Live At The Sphere’, la residencia de U2 en Las Vegas (una tradición que mitificaron Frank Sinatra y Elvis Presley y han seguido artistas veteranos como Elton John, Celine Dion o Sting) servirá para revivir las canciones de ‘Achtung Baby’ (1991), que es junto con ‘The Joshua Tree’ (1987) la gran obra maestra del cuarteto. Sonarán ‘One’, ‘Even Better Than The Real Thing’ y ‘Mysterious Ways’, entre otros éxitos, y la banda intentará superar la innovación audiovisual y escénica que en su día supuso la gira “ZOO TV”, que este año cumple 30 de su finalización.

“Necesitamos volver al escenario y ver las caras de nuestros fans nuevamente. Están construyendo un escenario único para nosotros (…) Somos la banda indicada, ‘Achtung Baby’ el álbum indicado y The Sphere el lugar indicado para llevar la experiencia musical en vivo al siguiente nivel“, se justifica U2, que regresa casi cuatro años después del final de su última gira (diciembre de 2019 en Bombay, en el cierre de otra gira ‘revival’, la de ‘The Joshua Tree’). No se han revelado fechas concretas ni precios de las entradas, que se venderán mediante el sistema de “fans verificados” del gigante Ticketmaster y que, presumiblemente, no serán en absoluto asequibles para el común de los mortales.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *