Los extraterrestres podrían escuchar nuestras señales de radio

Una nueva investigación de la Universidad de Manchester y la Universidad de Mauricio ha explorado si la vida potencial en planetas cercanos puede detectar las señales de radio de la Tierra.

Si existe vida extraterrestre, podría ser capaz de detectarnos en la Tierra a partir de nuestras señales de radio, según un nuevo estudio.

Mientras prosigue la búsqueda de vida inteligente en el espacio, científicos de las Universidades de Manchester y Mauricio utilizaron datos obtenidos por crowdsourcing para simular fugas de radio de las torres de telefonía móvil de la Tierra.

La idea era investigar la contribución global de las torres de comunicaciones móviles al “presupuesto de fuga de radio” de la Tierra, es decir, la cantidad de radiación que viaja al espacio desde nuestro planeta, tal y como se experimenta desde la perspectiva de diferentes sistemas estelares relativamente cercanos a nosotros.

¿Qué son las señales de radio y por qué se filtran?

En nuestro mundo tecnológico moderno, las señales de radio son generadas por toda una serie de cosas. En los primeros años de la tecnología, los principales competidores eran la radio y la televisión.

Pero hoy en día dependemos de muchas funciones que culminan en la producción de ondas de radio: WiFi, datos celulares y comunicación con astronautas en el espacio, por nombrar sólo algunas.

Las señales de radio son un tipo de onda electromagnética. Aunque tienen una frecuencia relativamente baja en comparación con, por ejemplo, los rayos gamma, son capaces de atravesar la atmósfera terrestre si su frecuencia es lo suficientemente alta.

Luego viajan a la ionosfera (donde convergen la atmósfera del planeta y el espacio) y algunas siguen hacia el espacio, mientras que otras son absorbidas o reflejadas y esencialmente siguen rebotando alrededor de la Tierra.

Si las ondas llegan a la ionosfera, se produce lo que se denomina una “fuga”. Y hace tiempo que se especula con la posibilidad de que las ondas de radio que se han filtrado acaben llegando a nuestros planetas cercanos.

¿Cómo se realizó el estudio?

La investigación completa se publicó en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, donde se explica que los científicos crearon un modelo de la fuga a partir de datos públicos sobre la ubicación de las torres de telefonía móvil.

La revista explica en detalle el resumen a partir del cual trabajó el equipo, pero, en esencia, generaron modelos que les mostrarían la firma de radio móvil de la Tierra y podrían proporcionar información sobre lo que las civilizaciones extraterrestres podrían detectar de varias estrellas cercanas, incluida la estrella de Barnard (a seis años luz de la Tierra).

¿Cuáles son las conclusiones del estudio?

He oído a muchos colegas sugerir que la Tierra se ha vuelto cada vez más silenciosa en los últimos años, una afirmación que siempre he rebatido“, declaró en un comunicado el profesor Mike Garrett, director del Centro de Astrofísica Jodrell Bank de la Universidad de Manchester y jefe de equipo del proyecto.

“Aunque es cierto que hoy tenemos menos transmisores de radio y televisión potentes, la proliferación de sistemas de comunicación móvil en todo el mundo es enorme. Aunque cada sistema representa individualmente potencias radioeléctricas relativamente bajas, el espectro integrado de miles de millones de estos dispositivos es considerable.

“Las estimaciones actuales sugieren que tendremos más de cien mil satélites en órbita terrestre baja y más allá antes del final de la década. La Tierra ya es anómalamente brillante en la parte de radio del espectro; si la tendencia continúa, podríamos llegar a ser fácilmente detectables por cualquier civilización avanzada que disponga de la tecnología adecuada”.

Esencialmente, ahora mismo, sólo las formas de vida con una inteligencia superior a la nuestra pueden sintonizar nuestras ondas de radio.

Pero a medida que vayamos instalando en la Tierra sistemas de banda ancha más potentes, la probabilidad de que otros seres detecten vida humana podría aumentar. Creo que hay muchas posibilidades de que existan civilizaciones avanzadas, y algunas podrían ser capaces de observar las fugas de radio de origen humano procedentes del planeta Tierra”, concluye la Dra. Nalini Heeralall-Issur, supervisora de Saide y profesora asociada de la Universidad de Mauricio.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *