Qué se sabe sobre los ovnis encontrados y derribados en los Estados Unidos – Chequeado

¿Qué son los ovnis? ¿Son extraterrestres?

Ovni es el acrónimo para “objeto volador no identificado” (o en inglés, UFO, unindentified flying object). Hace referencia a cualquier artefacto volante (real o aparentemente volador) que no puede ser identificado y de origen desconocido.

En la cultura popular, los ovnis se suelen vincular con artefactos de procedencia extraterrestre, más concretamente con los “platillos voladores”. En realidad, el término ovni se emplea para referirse a objetos que no se han conseguido identificar o no se ha podido determinar su origen, sin que tenga que existir vinculación alienígena.

¿Cuáles son los objetos voladores no identificados?

Hasta el 13 de febrero de 2023, un total de 3 artefactos voladores no identificados que han sido rastreados por el Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD, por sus siglas en inglés) y derribados por las fuerzas aéreas de Estados Unidos y Canadá.

Por orden cronológico, el primer objeto fue derribado el viernes, 10 de febrero, en aguas de la costa norte de Alaska (Estados Unidos), según informó el NORAD; el segundo fue atajado el sábado, 11 de febrero, en el territorio de Yucón (Canadá), como informó el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; el tercero fue destruido el domingo, 12 de febrero, en el espacio aéreo sobre el lago Hurón, en Michigan (Estados Unidos), según confirmó el Departamento de Defensa estadounidense.

¿Qué son los objetos? ¿Cuál es su origen? ¿Qué propósito tenían?

No se conoce con exactitud qué son estos objetos, por lo que las agencias militares y de inteligencia de Canadá y Estados Unidos se refieren a ellos como “objetos voladores no identificados”. Tampoco se ha logrado determinar de dónde proceden o qué propósito tenían.

Hay muy pocos detalles sobre el aspecto de los objetos. Sobre los derribados en Alaska y Yukón, las autoridades han detallado que volaban mucho más abajo de los 60,000 pies (18.29 kilómetros), altura a la que se detectó un globo clasificado como espionaje de procedencia china (más abajo explicaremos esto). El de Alaska era del tamaño de “un pequeño coche”, según John F. Kirby, portavoz de la Casa Blanca; y el de Canadá tenía una forma cilíndrica, según la ministra de Defensa canadiense, Anita Anand.

Sobre el artefacto de Michigan, el Departamento de Defensa estadounidense detalló que volaba a 20,000 pies de altura (6.1 kilómetros) y suponía “un riesgo para la aviación civil”. Tenía una estructura octogonal de la que colgaban cuerdas, como han comentado oficiales estadounidenses a The New York Times.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Policía Montada del Canadá (Royal Canadian Mounted Police) están estudiando los restos de los 3 artefactos para investigar su origen, naturaleza o propósito.

¿Por qué se han detectado estos 3 objetos tan seguidos y repentinamente?

El pasado 4 de febrero, las fuerzas aéreas de Estados Unidos derribaron un globo sobre la costa de Carolina del Sur. El Departamento de Defensa de este país considera, de manera inequívoca, que el globo se trataba de un objeto de espionaje enviado por el Gobierno de China con el objetivo de investigar bases militares estadounidenses. Después de este episodio, el NORAD ha ajustado sus sistemas de radar para hacerlos más sensibles y precisos ante posibles artefactos similares.

Melissa Dalton, subsecretaria de Defensa Nacional y Asuntos Hemisféricos, declaró en rueda de prensa que las autoridades han estado “examinando más de cerca el espacio aéreo a tales altitudes, incluyendo la mejora del radar, lo que puede explicar, al menos en parte, el aumento de objetos que detectamos”.

¿Son de origen extraterrestre?

Se ha generado cierta confusión sobre este tema. En primer lugar, por el acrónimo que se le otorga a los objetos volantes no identificados (OVNI o UFO en inglés), nombre que se relaciona con el fenómeno de avistamientos no confirmados de naves alienígenas.

En segundo lugar, por una pregunta que una periodista le hizo en rueda de prensa al General Glen D. VanHerck, comandante del NORAD. La pregunta, relata El País, fue la siguiente: “Dado que todavía no nos ha podido decir qué son esas cosas a las que estamos disparando desde el cielo, eso plantea la pregunta: ¿Han descartado alienígenas o extraterrestres? Y, si es así, ¿por qué?”. La respuesta de VanHerck fue: “Dejaré que la comunidad de inteligencia y contrainteligencia lo averigüen. Yo no he descartado nada en este momento”. Estas declaraciones se han empleado para intentar vincular los artefactos a los alienígenas.

Pero según entrevistas recopiladas por The New York Times a oficiales estadounidenses, ningún organismo o agente de inteligencia considera que estos artefactos puedan ser alienígenas, sino objetos fabricados en el planeta Tierra. Luiz Elizondo, oficial de inteligencia militar que dirigió el programa de OVNI del Pentágono hasta 2017, coincidió con estas perspectivas. Otro oficial de Defensa detalló a Politico que “no hay ningún indicio de alienígenas o actividad extraterrestre en estos recientes derribos”.

¿Qué relación existe con el caso de los globos de espionaje?

A pesar de las aparentes similitudes entre ambos eventos (objetos volando en espacio aéreo norteamericano sin autorización y que han sido derribados por ejércitos), las autoridades de Canadá y Estados Unidos están trabajando como si ambos eventos fuesen diferentes e independientes.

Mientras que las autoridades estadounidenses tienen pocas dudas sobre el globo derribado a principios de febrero -del que consideran inequívocamente que se trata de un dispositivo de espionaje-, sí que tienen muchas más preguntas sobre estos 3 últimos dispositivos.

Aparte, el globo espía volaba a 60,000 pies, una altura que no supone un peligro para la aviación civil, tenía un tamaño de 2 o 3 autobuses, contaba con un mecanismo de autodestrucción y una capacidad limitada para maniobrar. Los artefactos de esta semana volaban a una altura inferior (en torno a los 20,000 pies) y tenían un tamaño menor.

Para aportar contexto a este asunto, el Pentágono hizo público un informe en enero de 2023 donde afirmaba haber localizado 366 objetos voladores no identificados y “sin explicación” desde marzo de 2021, que podrían ser basura, drones, pájaros o globos. De este total de incidencias, 163 corresponden a globos, de los que algunos podrían coincidir con el perfil de un globo destinado a vigilancia o espionaje. En este grupo no se incluyen los globos espías que son reconocidos inmediatamente por el Gobierno de EEUU.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *