La nave habría sido escondida por el dictador fascista Benito Mussolini.

Amaury Rivera Toro, en 1988, fotografió un ovni en Puerto Rico.

Actualizado el 

Un alto oficial de inteligencia de EE. UU. afirma que las fuerzas estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial recuperaron un OVNI que se estrelló en Italia en 1933, y los investigadores italianos dicen que tienen los documentos para probarlo.

El exmiembro del personal de la Oficina Nacional de Reconocimiento, David Grusch, conmocionó al mundo el mes pasado cuando reveló que había denunciado en un testimonio jurado ante el Congreso y los organismos de control del gobierno, sobre un supuesto programa secreto de EE. UU. que ha obtenido múltiples platillos voladores ‘no humanos’.

Grusch afirma que una de estas naves extraterrestres se estrelló en el norte de Italia en 1933 y fue escondida por el dictador fascista Benito Mussolini, antes de que fuera capturada por las fuerzas estadounidenses al final de la Segunda Guerra Mundial y enviada a los EE. UU.

El miembro de mayor rango del Comité de Inteligencia del Senado, Marco Rubio, confirmó que escuchó el testimonio de presuntos testigos de primera mano de tales programas de recuperación de accidentes. Ahora, en una entrevista con DailyMail.com coincidiendo con el Día Mundial del OVNI, el investigador italiano Roberto Pinotti compartió detalles extraordinarios del supuesto accidente del platillo que ocurrió 14 años antes del famoso incidente de Roswell, Nuevo México.

Cuáles son las ciudades donde se han dado más avistamientos de ovnis

Pinotti, presidente del Centro Nacional de Ufología (CUN), obtuvo documentos que evidencian el accidente del 13 de junio de 1933 y un departamento secreto creado por Mussolini para estudiar el supuesto platillo. La investigación de Pinotti ha sido recibida con escepticismo en Italia desde que la publicó por primera vez en 2000, y aún es poco conocida fuera de sus fronteras.

“Mi colega Alfredo Lissoni y yo comenzamos a investigar la historia del accidente OVNI de 1933 en Lombardía en 1996, cuando recibimos algunos documentos secretos originales sobre el caso”, dijo a DailyMail.com. Los documentos fueron misteriosamente enviados a Pinotti por una fuente anónima que afirmó haberlos heredado de un miembro de la familia que trabajaba en el supuesto programa OVNI de Mussolini.

Incluyen dos telegramas de junio de 1933 en italiano, uno que exige “silencio absoluto” sobre un “presunto aterrizaje en suelo nacional de un avión desconocido”. Otro, fechado el 13 de junio, amenaza con ‘arresto inmediato’ y ‘penas máximas’ para cualquier periodista que informe sobre una ‘aeronave de naturaleza y origen desconocidos’. Ambos dicen que son por ‘orden personal’ de ‘Il Duce’, el propio Mussolini.

Otros documentos enviados a Pinotti se refieren a un misterioso departamento gubernamental llamado ‘Gabinetto RS/33′, o el Gabinete RS (Investigación Especial) 33, supuestamente creado por el dictador italiano para gestionar la recuperación y el estudio de los supuestos restos del platillo, así como como otros incidentes OVNI. Pinotti dice que RS/33 fue dirigido por el inventor ganador del Premio Nobel Guglielmo Marconi, inventor de la radio.

Al juntar los misteriosos documentos, Pinotti pudo identificar a SIAI Marchetti en Vergiate, una instalación de aeronaves cerca del supuesto lugar del accidente en las afueras de Magenta, una ciudad satélite de Milán, como el sitio probable donde se almacenaron los supuestos restos.

El denunciante estadounidense Grusch afirma que en 1945 fue cuando la supuesta nave fue enviada de regreso a los Estados Unidos; la primera recuperación de platillos que él sepa.

“En 1933, se recuperó en Magenta, al norte de Italia, una embarcación con forma de campana, de unos diez metros de tamaño. El gobierno de Mussolini la conservó hasta 1944, cuando fue recuperada por agentes de la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS, una antigua agencia de inteligencia de EE. UU.)’, dijo al periódico francés Le Parisien el mes pasado.

El investigador italiano hizo examinar uno de sus documentos, fechado en 1936, por un experto forense que concluyó que el papel y la tinta eran de ese período. Los telegramas de 1933 no han sido probados.

“Después de cuatro años de investigaciones y un análisis forense que mostró que los documentos fueron realmente escritos en la década de 1930, publicamos un informe detallado en un libro”, dijo Pinotti a DailyMail.com.

“La evidencia habla por sí misma. Y muestra que el primer líder mundial que oficialmente (aunque en secreto) enfrentó el problema de los ovnis no fue el presidente Harry Truman con el incidente de Roswell en los Estados Unidos, sino el italiano Benito Mussolini”. (I)

Redacción

Lo último en Internacional

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Por Ovnis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *